“José Martí: sus últimos días en Norteamérica”

 Inquietudes, y ansiedad

El Delegado va y viene. Los cubanos lo ven, siempre como el perfecto guía. Y Martí que siente en torno esta comprensión, participa –con estas solemnes frases- aquella hermosa fusión de los cubanos:

“Ni me pida, ni me dé, palabras ajenas o mías, como cosa principal. Deme hombres; deme virtud modesta y extraordinaria, que se ponga de almohada de los desdichados, y se haga vara de justicia y espuela de caballería: deme gente que sirva sin paga y sin cansancio, en el mérito y entrañas de la oscuridad, el ideal a que se acogerán luego, pedigüeños y melosos, los mismos, que en la hora de la angustia, porque el polvo del camino les mancilla la corbata, se apartan de él …”

Está tan redondeado y hermoso el pensamiento de Martí en sus escritos, que es tarea muy difícil prescindir de sus propias palabras para expresarlos, sobre todo, cuando se refieren a deberes patrióticos y empeños justicieros y desinteresados:
Sin embargo, según avanzaba el año 1894, aumentaba la inquietud en el Delegado. En el mes de enero de 1895 esperaba noticias del General Gómez, a quien competía la orden de alzamiento.

Pero el Delegado hombre de método y disciplina, advierte que

 “las revoluciones por muy individuales que parezcan son obra de muchas voluntades, y hay que inclinar con frecuencia la propia..”

 

Los pensamientos le agobian

En sus últimos días en New York, el pensamiento de José Martí se mueve constantemente trazando los planes que darían inicio a la guerra justa y necesaria. A Serafín Sánchez notificaba que regresaría tan pronto después de su entrevista con Máximo Gómez. Sin embargo, en la carta-despedida a Tomás Estrada Palma le insinúa que no desea regresar. Deseaba quedarse luchando en la manigua como un simple mambi. Sabía además que era necesario, imprescindible, su presencia física en la reunión de los patriotas en Camagüey.

El Apóstol –en uno de esos pocos momentos de reposo- revisa mentalmente todo lo ordenado para el levantamiento en Cuba a la vez que espera conocer siguientes detalles desde la isla. Preparado estaba el desembarco en Cuba de tres barcos cargados de hombres y armamentos.

Igual no puede dejar de pensar en su madre y su débil salud; y en su único hijo, Pepito, un muchacho de 17 años de edad al que desde hacía mucho tiempo Carmen Zayas-Bazán retenía alejado de él.

 

Plan de La Fernandina  

A costa de grandes esfuerzos logró José Martí organizar una expedición, llamada La Fernandina, formada por tres barcos: Lagonda, Amadis y Baracoa, los cuales trasladarían a la isla material de guerra para mil efectivos, todo comprado gracias principalmente a los fondos aportados por los tabaqueros de Tampa y Cayo Hueso.

El plan organizado con salida desde el puerto de Fernandina, Florida, simulaba barcos cargados con útiles agrícolas. Una de las naves sería encabezada por los generales Serafín Sánchez y Carlos Roloff, rumbo a la zona camagüeyana. Otra nave recogería en Costa Rica a los Maceos, Flor Crombet y cientos de hombres dispuestos a desembarcar en la provincia oriental cubana; y en el tercer barco embarcarían en Santo Domingo el general Máximo Gómez, Paquito Borrero, Ángel Guerra, José  Rodríguez y los demás expedicionarios allí reunidos en espera del momento crucial.
Mas el 10 de enero de 1895 los tres barcos fueron confiscados por el gobierno norteamericano. El y otros más estaban a merced de los hombres de la agencia Pinkerton, empresa pagada por España para vigilar a los patriotas en Estados Unidos.

Esto constituyó un duro golpe para los planes revolucionarios, así como amargos y peligrosos fueron los días que siguieron en la existencia del Apóstol. Loynaz del Castillo y Enrique Collazo coinciden en el impacto emocional en el Delegado y notifican a otros cubanos:

“Revolvíase como un loco en el pequeño espacio que le permitía la estrecha habitación…”

Pero el descubrimiento del plan de La Fernandina evidenciaba la capacidad de ordenamiento de José Martí. Los al mando de cada nave desconocían los preparativos, pertrechos y rumbo de los otros para prevenir caso que alguno cayera en manos enemigas.


Perdido todo, tratando de ocultar la intranquilidad que refleja su mirada, el Delegado explica en pocas palabras:

“…La cobardía, y acaso la maldad, de López de Queralta entregó nuestro plan entero: nuestros tres barcos rápidos, salidos a la vez, para llegar casi al mismo tiempo, con armas para 400 hombres. Acaso se salvará el cargamento. Pero hemos salvado más: la disciplina y el respeto de la Isla, asombrada de nuestro esfuerzo …”

Y con la firmeza de carácter que todos les conocían, José Martí proclama:

“…Todo se ha perdido, menos las esperanzas y la decisión de acometer la empresa iniciada con tanto sacrificio”.

 

Epistolario martiano

Pero las pocas personas envueltas en el Plan de La Fernandina sabían que el fracaso del mismo no sucedió debido a la vigilancia del servicio secreto de España en Estados Unidos, sino a la indiscreción de Lopez de Queralta, veterano de la “Guerra Grande”.

La angustia de aquellos días lo atestigua esta carta de José Martí dirigida a Juan Gualberto Gómez en La Habana, de la cual como prueba eficiente solo copiamos el primer y último párrafo de la misiva del 17 de enero de 1895:

Amigo queridísimo:

No emplearé palabra innecesaria para las amargas noticias que tengo  que comunicarle y que el cable habrá en parte anticipado, así como mi última carta a  Ud. y sustituiré el lamento inútil con la declaración de que renuevo inmediatamente  por distinto rumbo, la labor que la cobardía de un hombre ha asesinado. Ante todo, déjeme declarar a Ud., y en Ud., a todos nuestros amigos, de todas partes, que es mi  primer pensamiento el de redimir a la Isla de toda obligación de sujetar sus movimientos a los que de afuera no han de cesar, y han de rematarse con fortuna, mas sin el derecho de  impedir que el país surja por sí, y sin la traba de esta espera, si juiciosamente cree  que en condiciones de éxito, o de mantenimiento por un plazo ya más dilatado, puede surgir sin nuestra conjunción. Ese es mi primer pensamiento. Ayudar, sí. Oprimir, o encabezar a la fuerza, no. Lo que yo creo, luego lo diré, aquí mismo. Pero antes sepa  esa decisión fundamental…

Y nuevamente confirmaba el apóstol:


”….No teman desmayo, ni esperas injustas.  Andaremos como la luz. Aguardarían y sabrían pronto. Aquí debo terminar, porque ya he dicho lo esencial. Ya ven Gener y M. en qué angustias vivía y a qué obligaciones  imprevistas tenía que atender cuando no podía responder, ni a veces recibir sus cartas,  -y serán justos- Ud. verá de ahí la llaga en que he vivido… Veamos al frente. Aguarda ansioso su respuesta, más confiado que nunca  en su juicio.   José Martí.

La correspondencia entre Martí y Juan Gualberto había comenzado a ser semanal y más tarde casi diaria. Cartas dirigidas a una humilde mujer llamada Concepción Bartolotti, que vivía en la calle de Sitios, iban dentro de otros sobres con el encargo de entregarlas “al vecino”, y a través de otra persona llegaban a manos de Juan Gualberto Gómez; así igual los planes pre anunciados por el Apóstol cubano llegaban en su preciso momento.

Últimos días, últimos preparativos

A su regreso de Jacksonville, -fracasado el plan de La Fernandina-, José Martí recibió refugio en el hogar del Dr. Ramón L. Miranda, tratando de estar fuera del alcance de los espías de España en la ciudad de New York y sus alrededores. Dos semanas pasó en la residencia del médico, sin poder salir de la casa por temor de que lo detuviesen, pues los reporteros se sucedían para informarse donde podrían encontrarlo. Allí –aún muy enfermo- recibió a varios de los amigos el 28 de enero de 1895, día de su 42 cumpleaños .

Mas el Apóstol, espíritu determinativo, apto para empresa tan extraordinaria, no podía caer en la desesperación, y reacciona con la entereza y serenidad que le son características:

“Yo no miro a lo deshecho, sino a lo que hay que hacer.”

Tras varios días de espera recibe noticias del General y porque así lo requiere la inquietud revolucionaria que manifiesta la población de Cuba.  Martí redacta y firma en New York como Delegado del PRC, la Orden de Levantamiento a efectuarse en Cuba para la segunda quincena de febrero, dirigida a Juan Gualberto Gómez y que él recibe oculto en un tabaco cubano elaborado en Tampa, con la indicación de ser trasmitida la “orden” a todos los grupos de Cuba.


Bajo días de mucha tensión y peligro, con su poca salud quebrantada desde hacía tantos años, trabajó incansablemente José Martí para lograr unificar los cuantiosos detalles que llevaron a Cuba a ser libre del dominio español. Con todo en orden embarca en el vapor inglés Athos hacia Port-au-Prince acompañado de Enrique Collazo, Manuel Mantilla y de José María Rodríguez, a reunirse con Máximo Gómez y otros patriotas en Santo Domingo para allí arreglar y realizar el viaje a Cuba, …del que Martí no tenía permiso para efectuarlo él mismo, …pero del que nadie pudo hacerle desistir.

Es muy cierto lo que expresó Víctor Hugo de nuestro José Martí:


“La labor de aquel insigne, que merece un altar en cada pecho de cubano, no puede ser apreciada y juzgada justamente, más que por los que presenciaron su desenvolvimiento.”

Revista Libre. Cuba.

María Teresa Villaverde Trujillo

 

José Julián Martí Pérez (La Habana, Cuba, 28 de enero de 1853 – Dos Ríos, Cuba, 19 de mayo de 1895) fue un político republicanodemocrático, pensador, periodista, filósofo y poeta cubano de origen español, creador del Partido Revolucionario Cubano y organizador de la Guerra del 95 o Guerra Necesaria. Perteneció al movimiento literario del modernismo.

DICCIONARIO DE CONCEPTOS MASÓNICOS

ABATIR COLUMNAS: Suspenderlos trabajos activos, cerrar o disolver temporal o definitivamente una Logia. Para acordar el abatimiento de columnas, es necesario se convoque a una Tenida especial y únicamente para este objeto, mediante una plancha o boletín pasado a todos los obreros miembros activos del Cuadro, con tres días de anticipación, cuando menos. Cualquiera que sea el resultado de la votación, el abatimiento, suspensión o disolución de la Logia, nunca podrá llevarse a efecto, cuando siete hermanos, de los cuales cinco por lo menos posean el grado de Maestro, se propongan continuar los trabajos, y constituir Logia justa y perfecta.

 ABRAZO FRATERNAL:  Es una muestra de buen  acogimiento, de paz y afecto que recíprocamente se dan los Masones en los diferentes Grados. La última ceremonia de la Iniciación, y consiste en abrazar el Venerable tres veces al Recipiendario, dándole el título de Hermano. Ninguna mala pasión o resentimiento entre dos Hermanos resiste el abrazo fraternal que se dan entre Columnas y en presencia del Taller.

 ABREVIATURA: La abreviatura consiste en poner la letra inicial de la palabra seguida de tres puntos, en forma de triángulo con el vértice en la parte superior y la base en el inferior. Esta manera  se llama abreviatura tripuntuada y su origen en la Masonería data de mediados del siglo último.
ABRIR LOS TRABAJOS: Es el acto de dar principio a las tareas de los Francmasones reunidos en sus Talleres. No puede verificarse sin estar presentes el número prescrito y sin estar ocupados los puestos de las Luces y Oficiales que marcan los Estatutos y sin que se observe el ritual de cada Grado por las personas que la ley designa para ello.

ACACIA:  Símbolo Masónico de la inmortalidad, debido a su verdor renovado y persistente en medio de las arenas desérticas.

ACEPTACIÓN DEL MALLETE:  El acto de ocupar la presidencia de una Logia el visitante a quien el Presidente natural se la ofrece por el respeto y deferencia a su Grado o Dignidad.

ACTA:  Es la reseña que se escribe de las sesiones o Tenidas de los Talleres. Llámase frecuentemente plancha de los trabajos. Hay algunos Hermanos que al acta, en lugar de plancha de los trabajos, la denominan balaustre de los trabajos; pero este nombre no está justificado en ley ni símbolo alguno de la Orden..

 ACTIVIDAD: Es el estado de un Masón o de una Logia que cumple con sus deberes sin interrupción, y que trabaja continuamente y en una forma regular.

 A PLOMO: Usase la expresión “estar a plomo” para indicar en Masonería que una cosa está muy en su lugar, o en su verdadero sitio; además, para pedir que un Obrero se halla al corriente con sus obligaciones para con la tesorería de la Logia.

AFILIACIÓN: Adhesión de un Masón a una Logia distinta de aquélla en la que ha sido Iniciado.

 AGAPE:   Banquete oficial fraternal o desprovisto de todo ritual, organizado tras la Tenida de la Logia.

APRENDIZ:  Denominación del primer Grado de la Masonería, admitido en todos los  Ritos. Según las antiguas reglas Masónicas.

ARTE REAL:   Nombre dado a la Masonería considerada como una ascesis y un ideal de vida.

ATRIBUTO: El delantal, cordón y demás emblemas que cambian según el Grado o la función ejercida en la Logia o en la Obediencia.

AUMENTO DE SALARIO:  Es el ascenso de Grado que reciben los Hermanos por antigüedad, servicios o talentos.

ALTAR:  Mesa situada delante del Venerable, sobre la que están situadas las tres Grandes Luces, es decir, el Volumen de la Ley, la Escuadra  y el Compás. Ante el Altar,  los nuevos Iniciados prestan su juramento.

BALOTAJE:  Forma de expresar los Masones sus votos por medio de bolas o papeletas en escrutinio secreto.

BANQUETE BLANCO: Banquete Masónico en que participan profanos invitados.

BANQUETE RITUAL:  Banquete organizado en cada Logia según ritual establecido para cada solsticio, verano e invierno.

 BATERIA:  Rito Masónico que consiste en golpear con las manos según un ritmo que difiere con cada Grado. Este rito desconocido en las Logias anglosajonas, es sobre todo practicado en el Rito Escocés Antiguo y Aceptado y en el Rito Escocés Rectificado. Manifestación en los trabajos de los Talleres Masónicos: se hace con las palmas de las manos para expresar júbilo o dolor, según las circunstancias.

 BAUTISMO: Ceremonia Masónica en conmemoración de las antiguas Iniciaciones y que simboliza el acto de la purificación por medio del agua. Nombre que impropiamente se da al acto de adoptar una Logia a un niño, cuya ceremonia se llama en buen lenguaje de la Orden, ADOPCIÓN.

 BOLAS: Sirven en el escrutinio para expresar los votos. Las blancas son afirmativas y las negras negativas.

BOVEDA : Parte de la arquitectura material que figura muchas veces en las construcciones y ceremonias de la Masonería. Recuerda muchas de las partes de los edificios de la Antigüedad y sobre todo del Templo de Salomón.

 BOVEDA CELESTE: Es la cubierta que simbólicamente tiene la Logia para representar una de las medidas de su universalidad.

BOVEDA DE ACERO: Es la que forman los Hermanos puestos en dos hileras, una enfrente de la otra y cruzando las espadas, para que por debajo de éstas pasen las personas a quienes se dispensan honores Masónicos.

 BRAZO: Una de las partes del cuerpo humano que más parte toma en los signos del reconocimiento de los Hermanos en los Grados de los diversos ritos.  El brazo se sujeta en la Inic:. por una cuer:., para indicar la limitada esfera de acción de los que no pertenecen a la Orden.

BRINDIS: Son siete los que se tienen que hacer de orden en los banquetes Masónicos; el primero por el gobierno de la nación, el segundo por el Gran Maestro y Grandes Dignatarios, el tercero por el Venerable de la Logia, el cuarto por los Vigilantes, el quinto por los Visitadores y Logias de la jurisdicción, el sexto por los Oficiales de la Logia, el séptimo por todos los Masones del mundo. Los tres primeros y el último deben hacerse en pie y antes del último pueden intercalarse todos los que se consideren oportunos.

 BUFETE: Mesa o pequeño escritorio que se pone frente al sitial de los Vigilantes, del Orador y del Secretario, como también del de los Hermanos Tesorero y Hospitalario.

BURIL:  Nombre que se da a la pluma y al lápiz en la Logias Simbólicas.

 CANTARA: La botella, en el lenguaje simbólico en los banquetes Masónicos.

 CAÑON:  Nombre que se da a la copa o vaso en los banquetes Masónicos.

 CAPITACIÓN:  Cotización anual pagada por el Francmasón a su Logia y Obediencia .

 CARGAR: Voz usada en los banquetes Masónicos para expresar la acción de poner agua o vino en los vasos o copas.

 CARTA CONSTITUTIVA:  Título de Constitución dada por una Obediencia a una Logia y que garantiza su origen regular.

 CATECISMO: Manual conteniendo para cada Grado, la enseñanza Masónica

CATEDRAL DEL REY SALOMÓN: Lugar ocupado en la logia por el Venerable Maestro.

 COLOQUIO: Debate organizado sobre temas concretos entre especialistas Masones y profanos.

 COLUMNAS: Designa en primer lugar las dos Columnas simbólicas J:. y B:. situadas a la entrada de la Logia, a imitación de las que Hiram colocó ante el vestíbulo del templo de Jerusalén.  También significa el lugar que ocupan los Masones en la Logia, según que estén al dado de una u otra Columna.

 CONCLUSIONES:  Se denominan así en Masonería los dictámenes que exponen los Oradores en cada Taller y al final de todos los debates, exponiendo la sana doctrina y jurisprudencia vigente, para que conforme con ellas formen los obreros sus opiniones y voten lo que estimen más justo y conveniente. Después de las conclusiones del hermano Orador no es lícita discusión alguna sobre el objeto de las mismas.

 CONTRASEÑA: Modo de reconocimiento manual entre Francmasones.

CONVENTO: Asamblea anual de todos los diputados de las Logias de una misma Obediencia.

 DESPERTARVuelta a la actividad Masónica de un Francmasón o de una Logia en sueños.

DESPOJAR DE LOS METALES: Rito practicado en todas las Obediencias Masónicas del mundo. Simboliza el estado de desnudez del candidato profano. En el primer Grado del Rito Escocés Antiguo y Aceptado, los metales simbolizan las pasiones del mundo profano, que no deben penetrar en la Logia. En el segundo Grado, del Rito Rectificado, los metales simbolizan los vicios. Finalmente en el lenguaje Masónico, los metales han acabado por designar el dinero.

 DIACONO:  Cargo que en algunos Ritos ejercen dos Masones, con objeto de transmitir las órdenes de las Luces a los demás Hermanos.

 EDAD:  En general, cuando se pregunta en Masonería por la edad, equivale a inquirir el Grado que se posee. La edad profana es uno de los requisitos para pertenecer a la Orden Masónica. La edad Masónica se divide en dos : edad en la Orden y edad Simbólica. La edad en la Orden se cuenta desde la fecha de la Iniciación de Aprendiz y la edad simbólica varía en cada Rito y en cada Grado.

ENCUESTA:  Investigación ordenada por el Venerable sobre la vida y costumbres de los candidatos a Masones.

 ESCOCISMO: (También Escocesismo) Francmasonería de los altos Grados inspirada en la tradición Caballeresca.

 ESCUADRA:  La segunda de las tres grandes “Luces” que iluminan la Logia. Simboliza la rigurosa equidad y constante conciliación entre las oposiciones necesarias que existen en la Logia.

 ESPADA FLAMÍGERA: Espada entregada al Venerable de la Logia el día de su instalación. La hoja es sinuosa y representa el fuego del cielo. En las manos del Venerable significa la potencia espiritual.

ESTAR A CUBIERTO:  Se dice que el templo, una reunión, un documento, etc., están a cubierto, para significar que están en seguridad, bien guardados y libres de toda ingerencia o mirada profana. En los trabajos que celebran los Masones, en todos los Grados que comprenden los distintos Ritos, el primer deber de los Vigilantes de la Logia es siempre el de asegurarse si el Templo se halla a cubierto y en seguridad, tanto interior como exteriormente. Para ello, en general, se dispone que por los Guardias exteriores se verifique un escrupuloso reconocimiento, por los alrededores del Templo, y nunca se da principio a una ceremonia hasta que éstos hayan dado cuenta de su cometido. Entonces se procede a inspeccionar el interior por los Vigilantes que, cumpliendo el segundo de sus deberes,  recorren sus respectivas columnas. Una vez cerciorados de que el Templo se halla a cubierto, tanto interior como exteriormente, se procede a la apertura de los trabajos, con sujeción a las fórmulas prescritas por el ritual.

EXPERTO:  Oficial de la Logia encargado de reconocer a los visitantes, recoger los escrutinios y reemplazar a todo oficial ausente.

 “G” :     Para los Masones es la letra sagrada inscrita en el centro de la Escuadra. Para algunos Masones es la primera letra de la palabra inglesa God (Dios); para otros, proviene de la palabra geometría siendo el símbolo del arte de la arquitectura. La gnosis, el genio y la gravitación suelen ser también interpretaciones de este símbolo.

 GABINETE DE REFLEXION: Gabinete en el que se encierra al profano antes de su Iniciación, para meditar ante un cierto número de símbolos. Es allí donde debe también redactar su testamento filosófico.

GRAN ARQUITECTO DEL UNIVERSO:   Denominación conocida exteriormente y por la cual se atribuye la adoración a un Dios creador. El GADU, no es ni más ni menos que un símbolo, por el que muchos ritos y logias que lo admiten, incitan a los hermanos a preocuparse del formidable problema de la existencia o inexistencia de un Dios, problema que nadie, sobre la base de la razón, y menos a la ciencia, puede resolver. En este símbolo, nuestros hermanos que profesan creencias religiosas podrán identificar alguno de los dioses de su particular fe y aquellos no creyentes verán en él la actividad material, algún principio físico o la causa primera que ha dado origen al mundo.

GRAN CANCILLER: Gran Oficial que en algunas Obediencias tiene la responsabilidad de las relaciones con las Obediencias extranjeras.

GRAN COMENDADOR: Alto dignatario que preside un Supremo Consejo.

GRAN LOGIA: Cuerpo superior que en algunos países reúne al supremo poder de la Orden.

GRAN MAESTRO: Suprema autoridad en una Obediencia.

GRAN ORIENTE: En cada país es la reunión de los cuerpos que forman su gobierno Masónico.

GRABAR: En lenguaje Masónico significa escribir.

 GRANADAS: Frutas que aparecen en el Simbolismo de la Orden colocadas sobre los capiteles de las dos Columnas que se hallan a los lados de las puertas en las Logias.

GUANTES BLANCOS: Símbolos de la pureza . En numerosas Logias los Hermanos deben llevarlos obligatoriamente dentro del  Templo.

 HERMANO: Título fraternal con que se distinguen los miembros de la Francmasonería.

 HERMANO TRES PUNTOS: Sobrenombre dado frecuentemente al Masón en el mundo profano.

 HIJOS DE LA LUZ:   Forma frecuente de designar a los Masones.

HIRAM:  De los tres personajes que con este nombre son evocados en la Biblia, el que los Masones de todas las épocas y de todos los Ritos consideran como el Maestro de los maestros era un hombre de Tyro, hijo de una viuda de la tribu de Neftalí, que su rey había enviado a Salomón para la construcción del templo de Jerusalén. De este orfebre famoso, la leyenda simbólica de la Masonería ha hecho un arquitecto. Esta leyenda inspira sobre todo una de las ceremonias rituales más hermosas de la Masonería, a saber, el paso de un Compañero a Maestro .  Parece ser que esta leyenda proviene de algún misterio representado en las ghildes de la Edad Media.

 INICIACIÓN: Las ceremonias por las cuales se ingresa en la Orden, por medio de pruebas, juramentos y comunicación de misterios. Esta práctica de ingreso data de la más remota antigüedad.

 INSTALACIÓN: Ceremonia ritual por la que queda regularizada una Logia. También se dice de la toma de posesión de los Oficiales de la Logia que tiene lugar cada año.

JURAMENTO: Unas de las más solemnes ceremonias de la Iniciación de los profanos, porque impone lazos y obligaciones para toda la vida. La fórmula del juramento debe comprender los deberes para con la Orden en general y todos sus miembros, para con la Potencia Masónica, y todas sus autoridades, y para con la Logia y todos sus Dignatarios.

JURISDICCIÓN: La suma de autoridad y gobierno que corresponde a los cuerpos Masónicos, a sus autoridades y a sus Dignidades y Oficiales.

JUSTA Y PERFECTA: Se dice de una Logia, que tres la forman, cinco la componen y siete la hacen justa y perfecta. Las logias justas y perfectas son las que gozan del pleno uso de todos los derechos Masónicos, con completa independencia de cualquier otra Logia, y sin limitaciones.

 LAISISMO:

LANDMARKS: Un Landmark no es ni un símbolo, ni una alegoría, sino una regla. Se les define como reglas de conducta que han existido desde tiempo inmemorial –ya sea en forma de ley escrita o de tradición oral– y que son coesenciales con la Sociedad Masónica, de forma tal que, en la opinión de la mayoría, son inmutables, y todo Masón está obligado a conservar intactas, en virtud de sus compromisos más solemnes e inviolables.

 LATOMO: Del latín Latomus, significa albañil o Masón.

 LIBREPENSAMIENTO:

 LITURGIA: Libro que contiene la forma y el orden aprobados por la Masonería, para celebrar los misterios y ceremonias y especialmente para el régimen de los trabajos.

 LOGIA: Lugar donde se reúnen los Masones. A imitación de las Logias operativas de los constructores de catedrales están orientadas como las mismas catedrales. La puerta se encuentra a occidente; el Venerable se sitúa en el oriente, y los Compañeros en el sur, con los Maestros. Una Logia, presidida por un Venerable, debe contar al menos con siete Maestros para ser regular. Se reúne siempre en un Templo cubierto y cerrado.

 LUVETON:  Hijo de Francmasón presentado por su padre a la Logia.

LUZ:  Simbólicamente representa la ciencia, por cuya razón era la luz el objeto capital de todas las Iniciaciones desde la más remota antigüedad. Hoy se llama dar la luz al acto de Iniciar a un profano.

LLAMADA:  Se denomina así el acto de golpear a las puertas de la Logia, en cuyo acto se deben dar los golpes que corresponden al Grado en que el Taller trabaja.

 MADRE:  Simbólicamente es la tierra, a la cual llaman los Masones la viuda. Es la Logia en que un Masón fue iniciado en el primer Grado Simbólico.

MANDIL: Delantal usado por los Masones en la Logia. Su decoración varía según el Grado.

MALLETE:  Martillo con dos cabezas, de madera o de marfil. En la Logia es el atributo del Venerable y de los dos Vigilantes.

 MALLETES BATIENTES:  Honor con el que son recibidos en el Templo los Dignatarios.

MARCHA: Llámase así, en Masonería, la disposición de los pasos por los cuales se penetra en el Templo o Logia. La marcha constituye lo que se llama el signo pedestre.

METALES : Signos exteriores de riqueza y las pasiones humanas.

NEOFITO:  Del griego neophitos que significa propiamente recién nacido. Se dice al recién convertido o elevado a las órdenes, y en general de todo el que es admitido en una corporación y a los Masones que acaban de ser Iniciados. El águila es el símbolo de los neófitos, que por el bautismo despliegan sus alas para elevarse a las regiones de una nueva vida.
NE-VARIETUR:   Llámase así la firma que los Hermanos están obligados a estampar en todos los diplomas y demás documentos justificativos de sus Grados, para acreditar su personalidad Masónica.
OBEDIENCIA:  Federación de Logias que aceptan una misma autoridad.

OBLIGACIÓN:  Compromiso tomado bajo juramento al neófito en la ceremonia de Iniciación.

OBOLO:  Donación entregada por cada Masón al terminar la Tenida para las obras de beneficencia.
OCCIDENTE: Los Templos Masónicos tienen la forma de un cuadrilongo, cuya longitud se mide simbólicamente de Oriente a Occidente, en donde se halla situada la puerta de entrada y las dos Columnas solsticiales, junto a las cuales se colocan los Hermanos 1° y 2° Vigilantes, a imitación de los templos de Egipto, en los cuales el Occidente se hallaba figurado también por una de las dos columnas cuadradas, situadas a ambos lados de la puerta, y orientadas como las pirámides: allí brilla una de las tres luces misteriosas que deben iluminar toda Logia, y es la que simboliza la antorcha de la virtud; para recordar incesantemente al Masón que ésta es el sostén del edificio social, sin el cual no puede existir la dicha ni el bienestar entre los hombres.
OFICIAL: Maestro Masón encargado en la Logia de una responsabilidad particular.
ORIENTE:  Llámase así al lado opuesto a la puerta de la entrada de los Templos Masónicos: el Oriente se halla separado del resto del Templo por una balaustrada y se asciende a él por una gradería de tres escalones. Es imagen del punto en que aparece el Sol, y según la interpretación del Simbolismo Escocés, de la parte del Templo de Salomón que contenía el Santo de los Santos. Allí brilla una de las tres grandes luces misteriosas que deben iluminar siempre los trabajos. El sol, la luna y el Maestro de la Logia, allí se encuentran. El Venerable ocupa un trono cobijado bajo un dosel; porque así como el Sol sale por el Oriente, para dar principio a su carrera del día, así el Maestro se coloca en este punto para abrir la Logia, ilustrar los trabajos y  dar ocupación a los obreros.
ORDEN: Sinónimo de la Francmasonería universal.
ORIENTE ETERNO:  El situado más allá de la muerte.
PABELLÓN :  Llámase así al dosel bajo el que se cobija el trono del Venerable Maestro.

PALABRA DE SEMESTRE: Especie de palabra de pase transmitida cada seis meses por la Obediencia a todas sus Logias.

PALABRA SAGRADA: Palabra de reconocimiento propia de cada Grado.
PASAPORTE:  Documento Masónico extendido por la Obediencia, que permite a un Masón hacerse reconocer por sus Hermanos en un país extranjero.
PASAR LA PALETA: Expresión Masónica que significa perdonar a un Hermano la ofensa que le ha hecho.
PATENTE: Carta constitutiva entregada por una Obediencia a siete Maestros Masones, que les autoriza a crear una nueva Logia.
PIEDRA DE FUNDACIÓN: Primera piedra de un  Templo Masónico cuya colocación da lugar a una ceremonia ritual.
PLANCHA: Nombre simbólico de los documentos Masónicos, pero especialmente de las actas de los trabajos de las Logias.
POLVORA BLANCA: El champan y otras bebidas espumosas.
POLVORA FLOJA: El agua.

POLVORA FUERTE:  El vino tinto y todas las bebidas alcohólicas.

POLVORA FULMINANTE: El espíritu del vino, el aguardiente y otras bebidas fuertes.
POLVORA NEGRA:  El café.
POLVORA ROJA: El vino generoso.
POLVORA DEL LIBANO: El tabaco.
PROCESO VERBAL: Acta de una Tenida de Logia redactada por el Secretario, y aprobada por el conjunto de los Maestros tras las observaciones del Orador.
PROFANO: Persona no iniciada. Se aplica igualmente a todo lo que es ajeno a la Masonería.
PROMESA: Seguridad que se da verbalmente o por escrito del cumplimiento de un compromiso. La promesa substituye hoy en algunas Logias al antiguo juramento de los Iniciados.
PRUEBAS:  Los actos de la Iniciación de los profanos por medio de los cuales se trata de conocer las condiciones de resistencia, valor físico y cualidades morales e intelectuales de los mismos. Por esta razón, las pruebas se dividen en físicas y morales. Las primeras, se dirigen a probar la resistencia material del que se Inicia, y las segundas, a escudriñar sus sentimientos y creencias y a examinar sus conocimientos y talentos. El uso de las pruebas data de los primeros días de la civilización.
RADIACIÓN: Lo mismo que Irradiación, Separación, Expulsión, a que son condenados los Masones que se hagan indignos de este nombre: equivale a la muerte civil y es la pena más severa que puede imponerse en la Masonería.

RECEPCIÓN: Dícese al acto o ceremonia mediante el cual se procede a la admisión de los nuevos miembros que ingresan en la Orden, así como de los aumentos de salario, o sea del paso de un Grado inferior a otro superior.

RECIBIR LA LUZ: Se dice del profano que es Iniciado.

RECIPIENDARIO: El profano, que va a pasar por las pruebas, el día de su recepción.
RECHAZAR: Se dice en Masonería del acto de negarse u oponerse a la admisión de un nuevo miembro. Cuando una Logia rechaza la propuesta de Iniciación de un profano, o cuando, aún después de aprobada ésta, se niega a su admisión, según práctica generalmente admitida, deberá dar ésta cuenta a la superior autoridad de que dependa, dentro del más breve plazo posible especificando los motivos en que se ha fundado para proceder así.
REGULARIZACIÓN:   Acto por el cual una Logia o una Potencia otorga la regularidad a un Masón o a un Taller. La regularización se otorga en virtud de expediente debidamente instruido para este efecto. En general las demandas de regularización se hallan sujetas a las mismas formalidades que la Iniciación para los Masones, y que la constitución de nuevas Logias para los Talleres. Estas reglas se hallan consignadas en la Constitución y Estatutos generales de cada Potencia, que difieren muy poco entre sí.
RITO:  Conjunto de Grados Masónicos formando un todo coherente. Conjunto de reglas que fijan el desarrollo y las formas del trabajo en Logia.
RITUAL: Del latín ritualis, lo que tiene relación con los Ritos. En Masonería se llaman así los libros que contienen el orden, las fórmulas y demás instrucciones necesarias para la práctica uniforme y regular de los trabajos Masónicos en general, así como para las ceremonias de Iniciación, aumentos de salario, o ascenso de Grados, fiestas y banquetes de la Orden, honras fúnebres, etc. La adopción y aprobación de los Rituales, es potestativa de la autoridad superior del Rito de cada cuerpo o Potencia jurisdiccional.
SACO: El saco o tronco de proposiciones. Corresponde a las palabras tronc sac de propositions de los franceses. El saco y tronco de proposiciones es una bolsa oblonga de boca abierta y bastante ancha, para que pueda pasar libremente por ella un pliego cerrado de regulares dimensiones, y colarse éste al fondo sin que sea perceptible, si así conviene, de otro que no sea el que lo deposita. Esta bolsa también suele usarse para el tronco de beneficencia.
SALARIO: Los Masones, como obreros alegóricos que son para la construcción del Templo de la Verdad, de la Ciencia y de la Razón, reciben el salario que les corresponde. Los Aprendices, ocupados en el desbaste de la piedra tosca  y los Compañeros que labran la piedra cúbica, lo reciben junto a las Columnas que les corresponden.
SELLO: Utensilio de metal o de cualquier otra materia en el que están grabados el título y los atributos particulares y distintivos adoptados por las Logias, Grandes Logias, Grandes Orientes, etc., a fin de revestirlos de mayor autenticidad.
SEÑAL DE AUXILIO: Signo particular, conocido sólo por los Maestros Masones, que les permite llamar a sus Hermanos en su ayuda.
SEÑAL DE ORDEN: Signo simbólico del Grado en el que trabaja en el Taller.
SEÑAL DE RECONOCIMIENTO: Señal que permite a un Masón hacerse reconocer como tal.
SESION: En Masonería, celebración, duración, todo el tiempo que duran las reuniones que celebran las Logias.
SEUDONIMO: Nombre supuesto que se toma para encubrir o disfrazar el verdadero. Los seudónimos que usan los Francmasones, son los que se distinguen con la denominación de nombres simbólicos y también nombres de guerra. Han sido usados cuando la Orden ha sido atacada por fuerzas políticas y religiosas irracionales .
SILENCIO: Privación voluntaria de hablar. El silencio y la compostura que deben imperar siempre en todos los actos y reuniones Masónicos, deben observarlo escrupulosamente los Francmasones en todo tiempo, ya sea en el seno de las Logias, ya sea en medio de la sociedad profana; y tienen el deber de observarlo escrupulosamente en todas ocasiones, no porque lo prescriban los reglamentos de las Logias y aun los Estatutos generales de la Autoridad de que dependan, sino porque lo exige así la buena educación y lo aconsejan las conveniencias. Todos los escritores Masónicos lo recomiendan como necesario al orden y seriedad a que se debe la inmensa diferencia que existe entre las reuniones Masónicas y las profanas. El silencio así practicado, se eleva al rango de virtud, gracias a lo cual, se corrigen muchos defectos por lo mismo que se aprende a ser prudente e indulgente con las faltas que se observan. Por eso la Francmasonería lo simboliza por la trulla (paleta), con la cual debemos extender en silencio una capa sobre los defectos de nuestros semejantes, así como lo hace el masón, para cubrir los de un edificio.
SOCORRO: Ayuda o favor que rápidamente se da al que se halla en necesidad o peligro. En el número de los deberes más sagrados que impone la Francmasonería a sus adeptos, ocupa un  preferente lugar, el que obliga a los Hermanos a socorrerse mutuamente en los peligros, con toda abnegación y hasta el punto de exponer la propia existencia si es necesario; a prevenir las necesidades y a asistirse en las desgracias o infortunios, hasta donde lo permitan las facultades y recursos de cada cual.  Este deber, que todo Masón promete observar  fielmente en todas las circunstancias, en el solemne acto de su recepción en el seno de la Masonería y que cada cual a su vez, llegada la ocasión, debe cumplirse con la mayor cordialidad y diligencia, sin afectación y como un acto enteramente natural, que sólo en el fondo de propia conciencia, puede encontrar el digno galardón de que puede hacerse acreedor.
SOLSTICIOS: Fiestas solemnes que anualmente celebra la Francmasonería en la época en que tienen lugar los solsticios de Verano y de Invierno, dedicada la primera al Reconocimiento, y a la Esperanza la segunda. Generalmente suelen designarse estas fiestas entre los Francmasones con el nombre de Fiestas de San Juan. Solsticios son la época en que el Sol entra en los signos de Cáncer y Capricornio, o sea en que llega a su máxima declinación septentrional y meridional.
SUEÑO: Estado en el que se encuentra un Francmasón o una Logia que han interrumpido su trabajo Masónico regular sin perder, sin embargo, sus derechos Masónicos.
SUPREMO CONSEJO: Potencia masónica capitular.
TALLER: Nombre dado en Masonería a todos los cuerpos Iniciáticos, ya se trate de las Logias que trabajan en los tres primeros Grados, o de entidades constituidas por los Grados superiores.
TEMPLO: Sitio de reunión de los masones recordando el Templo de Salomón que jamás se acabará de construir. También es el sitio físico en el que se reúne la Logia, también llamado Taller.
TENIDA:  Reunión de trabajo de una Logia.
TENIDA BLANCA ABIERTA: Tenida Masónica en la que son admitidos oyentes profanos.
TENIDA BLANCA CERRADA:  Tenida Masónica en la que un conferenciante profano habla ante una asistencia que está integrada exclusivamente por Masones.
TENIDA COLECTIVA : Tenida Masónica organizada solidariamente por varias Logias.
TESTAMENTO: Fórmula usada en las Iniciaciones de la Francmasonería, con el doble objeto de dar a comprender al profano, que muere para nacer a una vida nueva y para conocer los más íntimos sentimientos de su alma. El testamento, junto a las preguntas que se formulan para que las conteste por escrito mientras el aspirante se halla en el Cuarto de Reflexiones, tiene una importancia real y mucho mayor de lo que a primera vista parece.
TRONCO DE POBRES: Tronco en el que al fin de cada Tenida, los Masones depositan sus óbolos para las obras de beneficencia de la Logia.
TRONO DEL REY SALOMÓN:  Nombre dado al asiento en Logia del Venerable Maestro .
VALLE: El conjunto de lugares situados bajo una misma jurisdicción, es el nombre que se da en los Grados capitulares. En los grados Simbólicos se expresa con la palabra Oriente. En esto reina una gran confusión entre los Francmasones, porque no sabiendo distinguir las diferencias esenciales que encierran las voces Oriente y Valle, las usan indistintamente sin apercibirse del error en que incurren. Así se ve frecuentemente, que muchos Hermanos que sólo poseen los Grados Simbólicos y muchas Logias Simbólicas también, fechan sus documentos, en el Valle de ….., o en los Valles de…., cuando deberían hacerlo en el Oriente de ….., y viceversa, en documentos capitulares y emanados de altas Cámaras se dice Oriente donde debería escribirse o decirse Valle.
VIAJES:  Término aplicado a las pre ambulaciones del candidato o  durante sus pruebas de Iniciación.
VOLUMEN DE LA LEY: Libro que representa la cultura de la humanidad. En varios Ritos suele ser la Biblia. Los israelitas lo hacen sobre un pasaje del Antiguo Testamento. Cuando se trate de musulmanes se utiliza el Corán; y el libro de los Vedas para los hindúes.

 

GENTILEZA DEL Q.:H.: R. RODRIGUEZ.  – Log.: SOL NACIENTE Nº 2 (Or.: de Paraguay)

(Con alcances del Editor)

 

 

TRAZADO Y COLUMNA

INTRODUCCIÓN:
La originalidad va precedida por la honestidad. Las columnas y trazados deben desarrollarse con ideas y conceptos propios, esto motiva la investigación, comprensión, consolidación, y el dominio de los temas expuestos.

 

“TRAZADO Y COLUMNA”
Cuando alguien escribe un trazado o Columna, y lo publica o lo expone en la tribuna de la elocuencia, debe estar consciente que se expone a los comentarios y preguntas del público, él tiene una responsabilidad por lo escrito, y el público tiene un derecho a cuestionar, criticar, o solicitar una aclaración sobre algún punto difuso; esto jamás deberá molestar al expositor, y tiene la obligación de responder, pues si alguien tuvo la amabilidad de escucharlo o leerlo, él deberá tener la amabilidad de contestar, esto le llevara a una retroalimentación, cerrar las puertas a esto último, es un grave error y una incapacidad manifiesta de comunicación, tolerancia, y apertura mental.

El trazado o Columna, tiene como objetivo “Comunicar”, compartir conocimiento; la humanidad ha tenido grandes pensadores, que nos han dejado senderos de sabiduría, pero, estos conocimientos no son nuestros, hasta que el hombre los comprende y los integra a su psique en sus propios términos, conceptos y palabras. y cuando digo en sus propios términos, no es precisamente que no pueda repetir las mismas palabra del autor, si no, en términos comprensibles para él mismo, existen inclusive, palabras que no tienen una traducción exacta en nuestro idioma, más sin embargo, el lector debe darles existencia en su consciencia en términos propios a su lenguaje e idiosincrasia, en pocas palabras, si el hombre no es capaz de expresar en sus propios términos y palabras, un conocimiento o  teoría, es que no la ha comprendido.

Cuando el hombre, comprende la sabiduría propia o ajena, tiene el dominio sobre ella, y le es posible exponerla en distintas formas y palabras, esto es muy común en maestros escolares, cuando el alumno no comprende la exposición, el maestro se la presenta en múltiples formas y distintas ópticas, hasta que el alumno logra comprender; esto no es posible en quien no tiene dominio sobre el tema, y solo podrá repetir las palabras que leyó, sin más sustancia que la letra muerta.

Los propósitos del trazado y Columna, son la investigación y comprensión, el segundo paso: es afianzar estos conocimientos a través de su expresión bajo nuestras propias ideas, conceptos, y palabras; tercer paso: exponerlos al taller, buscando la retroalimentación a través de la opinión de todos nuestros hermanos, cuarto paso: alcanzar un conocimiento más profundo, elevado, y propio.

CONCLUSIÓN:
Antes de estudiar cualquier teoría, se debe estudiarse al hombre.  Porque la teoría misma inicia por el hombre que la escribió, él le dio color, dimensión y existencia. La teoría no es otra cosa, que la percepción del hombre a través del sentimiento, mente, razón y consciencia; todo él está reflejado en su teoría.

La Masonería se divide en Especulativa y Operativa. En lo especulativo, hay algunos “pocos” que tratan de engañar al resto del taller, haciéndoles creer que estudian y saben, bajan escritos de Internet, copian libros, y efectúan pequeñas modificaciones aquí y allá, pero ellos saben que es un engaño.

La Masonería Operativa, no es un juego, y el engaño difícilmente es posible ante los ojos del resto del taller, porque todo progreso va en función de logros alcanzados, en despertares de consciencia y sentidos; Es aquí donde la teoría deja de serlo, y las facultades empiezan a despertar, no por la letra, si no, por el ejercicio y practicas constantes en la cámara dorada del ser… El entendimiento.

¡Ho! Mara, ¿Cómo podrás ocultarte, ante los ojos de quien todo lo ve?, Tu masón, que alardeas disimuladamente, de tu conocimiento de la letra y el símbolo, y pierdes de vista el espíritu de la masonería, ¿Cómo podrás ingresar a ese colegio invisible, que está más allá de la palabra, el tiempo y la forma?.

La honestidad, humildad y sobre todo la verdad, son cargas muy pesadas de llevar, y son requisitos ineludibles para avanzar en el sendero del Misticismo. Los profanos no son exactamente los que están físicamente fuera de la logia, porque aun dentro de la logia existen iniciados que continúan siendo profanos.

La honestidad trae antipatías y disgustos, porque es difícil cerrar los ojos, la boca y taparse los oídos, ante lo incorrecto o falso. Para aquellos que tienen oídos, les pregunto ¿Cómo piensan viajar a lomos del Pegaso, sobre los valles y campamentos, si no conoces su lenguaje?, ¿Cómo pretendes hacer volar el águila sobre el sepulcro?…

Recuerda:  El cubo perfecto que sirve de asiento a Isis y a Osiris.  Tiene seis caras, pero suman siete, la piedra cúbica de punta, tiene nueve caras, pero suman diez, igual que los Sephiroth de la Cabala; Tú que te dices descendiente de los Cainitas, los fundidores de bronce y hierro, sabrás de que te hablo cuando te digo: el secreto del fuego y la vida inicia en Aries…”Yo soy quien ha creado al Obrero que sopla sobre los carbones ardientes que necesita para su obra”.

“El secreto se protege a sí mismo y se basa en la práctica y el espíritu”

NOTA: El presente, son reflexiones personales, y no representan necesariamente el criterio de la orden.  No escribo para todos, sin embargo, todos son invitados a leerlo. 

 LÁZARO HAEL  

R.’.L.’.S.’. TOLERANCIA No.15

CULIACÁN, SINALOA. MÉXICO

Mauritania es un estado “islámico y no laico”.

El Presidente mauritano, Mohamed uld Abdel Aziz, proclamó hoy que su país es un estado “islámico y no laico”, ante miles de manifestantes indignados por la reciente aparición en una web de un artículo considerado blasfemo.

“Mauritania no es laica, y el islam y el profeta Mahoma están por encima de todo: atentar contra la religión del Estado y del pueblo no se puede tolerar de ninguna manera”, afirmó Abdel Aziz ante los participantes en una de las mayores manifestaciones de los últimos años.

 

La pasada semana, un joven mauritano escribió un artículo en el que criticaba a Mahoma, lo que desató una ola de manifestaciones en todo el país. Fue inculpado por “blasfemia” y encerrado en la prisión de Nuadibú, la mayor ciudad del norte del país.

 

El artículo -en el que al parecer criticaba algunas opiniones de Mahoma sobre la yihad o guerra santa- fue retirado horas después de aparecer en una página web ante el escándalo desatado, lo que significa que la mayoría de los mauritanos no lo han leído.

 

“Vuestra acción de hoy (la manifestación) es lo mínimo para protestar por este crimen contra nuestra religión sagrada, y os aseguro que yo personalmente y mi Gobierno no ahorraremos ningún esfuerzo para proteger y defender esta religión y sus valores sagrados”, dijo Abdel Aziz.

El presidente añadió que la justicia seguirá su curso pero que “por encima de todo está la religión, a la que no se puede atacar bajo ningún pretexto y así será cualquiera que sea el grado de democracia y de libertades” en el país.

 

Autor: Agencia Efe.

 

 

EL PAPA FRANCISCO Y EL CAPITALISMO

Cuando yo era niño, mis padres me enseñaron que una cosa son las religiones (aconsejándonos a mí y a mis hermanos ser respetuosos con sus creyentes, como parte del respeto debido a todo ser humano) y otra cosa son las Iglesias (del color que sean), que reproducen y gestionan las religiones para beneficio de sus aparatos o jerarquías, lo cual explica su constante identificación con las estructuras de poder a las cuales sirven. Ni que decir tiene que mis padres no nos exigían respeto por dichas instituciones. Todo lo contrario, teníamos que juzgarlas por su servilismo a esas estructuras.

 

A lo largo de mi vida he vivido y visitado muchísimos países. Y en todos ellos siempre he visto que las Iglesias (y muy en especial la Católica) sirven siempre a las estructuras de poder, siendo España el caso más patente. Es, por lo tanto, comprensible el anticlericalismo de las clases populares en España y considero un síntoma de enorme frivolidad trivializar este anticlericalismo como un sentimiento gratuito, resultado de ideologías extranjeras que manipulan a los pueblos. Las clases populares no necesitaban ningún estímulo externo para ver y reaccionar a lo que veían.

 

Este conservadurismo de la Iglesia Católica (una de las religiones más conservadoras hoy existentes) es, en parte, comprensible, debido al beneficio económico que le reporta. La base material de su ideología -como dirían los materialistas históricos- son las ventajas materiales que derivan de su servilismo al poder. Pero este mismo servilismo es lo que explica su postura anticientífica, pues se siente amenazada por el conocimiento científico. No es por casualidad que no fue hasta el año 1992 (sí, 1992) que la Iglesia Católica se disculpó por haber perseguido en el siglo XVII a Galileo, que tuvo la osadía de indicar que, en contra de lo que decía la Iglesia, era la Tierra la que daba vueltas alrededor del Sol y no al revés. En 2008, el Vaticano incluso pensó en hacerle un monumento, aunque decidió retrasarlo porque era todavía demasiado pronto. En la Iglesia Católica, las cosas de palacio van un poquitín despacio.

 

¿Qué está pasando en el Vaticano?

 

Es interesante, por cierto, que en el diario del Vaticano, un historiador alemán, Georg Sans, escribiera en 2009 un artículo alabando a Karl Marx por su introducción del concepto de alienación originado por el capitalismo. Decía Georg Sans “tenemos que preguntarnos si Marx no llevaba razón en su descripción del capitalismo como generador de alienación…” (citado en “Is the Pope Getting the Catholics Ready for an Economic Revolution? (Maybe He Read Marx)”, de Lynn Parramore). Y las declaraciones del nuevo Papa criticando al capitalismo están creando un gran revuelo.

 

Ahora bien, hay que darse cuenta de que la Iglesia Católica, y concretamente el Vaticano, siempre ha tenido actitudes críticas hacia los excesos del capitalismo. Desde las encíclicas de León XIII (1878-1903) hasta Juan Pablo II, las críticas del exceso del capitalismo han sido constantes, en general, más acentuadas cuando otras ideologías contrarias a la Iglesia (aunque no contrarias a la religión) como el marxismo adquirían gran atracción en los movimientos obrero e intelectual del mundo occidental.

 

Ahora bien, lo que es nuevo en el Vaticano es que en el documento que acaba de publicar el Papa Francisco sobre la pobreza y la Iglesia, parece haber un atisbo de que este Papa quiere ir un paso más allá, pues su crítica no se limita a los excesos del capitalismo, sino al capitalismo en sí. Existen partes del documento que parecen aproximarse a esta postura. Escribe Francisco: “el mandamiento No matarás establece un mandato a respetar la vida  humana. De ahí que este “no matar” debe aplicarse a un sistema económico basado en la desigualdad y en la exclusión…”. Añade Francisco que “tal economía mata. De ahí que hasta que no termine el dominio absoluto de los mercados y su especulación financiera (que Francisco indica correctamente que es intrínseca en el capitalismo…), y hasta que no se ataquen las raíces de esas desigualdades, no se encontrará ninguna solución a los problemas del mundo, o a ningún problema”.

 

Otro párrafo de Francisco: “algunas personas (Francisco podría haber escrito la mayoría de los establishments económicos, financieros, políticos y mediáticos europeos y estadounidenses) continúan defendiendo las teorías del “trickle-down”, que asumen que la concentración de la riqueza que se produce en el crecimiento económico (capitalista) y en sus mercados, traerá inevitablemente mayor justicia e inclusión, al aumentar tal riqueza y mejorar la vida de todos y la cohesión social. Dicha opinión, que nunca ha sido confirmada por los datos, expresa una ingenua y cruda fe en la bondad de los que concentran el poder económico y en la eficiencia sacrosanta del sistema económico existente”. No he visto este párrafo citado en ningún de los medios de comunicación de mayor difusión españoles, que sistemáticamente han excluido a voces críticas del neoliberalismo dominante.

 

Ni que decir tiene que la respuesta ha sido predeciblemente hostil. En EEUU, un país con una cultura mediática dominante profundamente conservadora, ya han aparecido varios titulares, escritos en tono alarmante, que “Marx está inspirando al Papa”. Y Sarah Palin, la dirigente del Tea Party (la secta más próxima a la jerarquía católica española, versión Rouco) ha expresado su shock frente a las declaraciones de Francisco. Y más de un editorial ha indicado que de la misma manera que el Papa Juan Pablo II contribuyó a colapsar la Unión Soviética, el Papa Francisco puede ayudar a terminar con el capitalismo.

 

Me parece exagerada esta imagen. Pero sería un error que las fuerzas progresistas ignoraran los cambios en el Vaticano. Entiendo y comparto (como aparece en mis escritos en www.vnavarro.org) las reservas y el escepticismo sobre el nuevo Papa, escepticismo estimulado por casos tan ofensivos e hirientes para los demócratas como el silencio de Francisco frente al homenaje de los caídos en la Cruzada española. Pero sí que considero valioso que haya cambios en la Iglesia que diluyan su enorme oposición al cambio y al progreso. Y de ahí su enorme importancia. Sería un gran error no ser conscientes de ello, en un país en el que la Iglesia siempre ha jugado un papel negativo en su defensa del orden económico establecido y en contra de la expansión de los derechos humanos.

 

Vicenç Navarro*

*Catedrático de Políticas Públicas. Universidad Pompeu Fabra, y Profesor de Public Policy. The Johns Hopkins University. Artículo publicado en la revista digital SISTEMA, 6 de diciembre de 2013.

 

MASONES AL SOL. LA CRISIS LLEGA A LAS LOGIAS.

Alguna vez ya comenté el escaso  papel protagonista  que está teniendo el mundo masónico frente al actual periodo de crisis económica.

 

Y es que esta larga crisis, como tantas otras se está llevando por delante  todo un complejo mundo societario de relaciones y de conquistas, y asistimos estupefactos y hasta algo quedos a este desmontaje de la sociedad del bienestar, y la que nos ha tocado vivir en esta primera mitad del siglo XXI.

 

Y la masonería parece sufrir como la sociedad misma de cierta amnesia  y cierta afasia más allá de los muros de las logias, más allá de las buenas palabras, las palmaditas en la espalda, y las charlas sobre la fraternidad, y el viejo sueño utópico de ser “hombres y mujeres de luz” se va cayendo del panel mitológico masónico.

 

La acción de este reforzamiento capitalista de nuevo cuño, que hace engordar bancos y ya grosos dividendos, en tiempos de crisis que parece afectar más que nada a los mismos, las clases medias, las clases bajas y a los que ya no tiene nada …y ante ello lo cierto es que no oigo ni soflamas masónicas, que tampoco que es el caso, pero es que tampoco veo enunciados de jornadas de debate, de clarificación  y esclarecimiento  que para eso la masonería tiene entre su amplia membresía intelectuales, pensadores, técnicos, empresarios, líderes, periodistas.., políticos…. etc.

 

Observo estupefacto esa gran ausencia del debate societario y masónico  el querer poner encima de la mesa la situación actual, o  los actores de toda esta situación quitando los enmascares que cada día nos presentan los medios de comunicación,  los lobys económicos empresariales y políticos.

 

Alguien me dirá que eso no son temas para que toque la masonería, y le diré que eso será  en su “masonería”;  la mía la liberal  la que representa el Gran Oriente de Francia como referente,  sí que ha tocado…,  y  debería tocar de nuevo estos temas, como ya tocó algunos años atrás:

 

  • 1881 La Libertad de Reunión,
  • 1882 La Enseñanza Primaria Obligatoria: laica y gratuita
  • 1898 Separación de Iglesia y Estado
  • 1900 Creación de una Caja de Pensiones para los inválidos por el trabajo
  • 1903 Reglamentación sobre el trabajo de la mujeres y los niños
  • 1906 Cuestiones sobre el Capital y el Trabajo
  • 1918 reorganización económica e Francia
  • 1945 Búsqueda del equilibrio económico
  • 1978 Cómo evitar que el desarrollo a la ayuda y la asistencia no reduzca el campo de las libertades individuales.

 

Pero más allá del abordaje de los grandes temas, está la realidad cotidiana de las obediencias y en concreto más aún de  las logias, como último núcleo de la cadena masónica, y estas y sus miembros están sufriendo las graves condiciones que está imponiendo esta crisis, como la reducción de acción personal, la imposibilidad de traslados no obligatorios,   o la supresión de las actividades no lucrativas…  ya que el salario personal, se ocupa esencialmente  para supervivir,  y sacar adelante el núcleo familiar y el propio  entorno más inmediato.

 

Y ante esta situación los primeros que ha sufrido esa situación son los talleres masónicos simbólicos, las logias, que han visto mermar su membresía  por falta de capacidad para hacer frente a los distintos gastos: capitaciones, traslados, ágapes, regalías, y ante ello hay que decir que en general las logias y las Obediencias no ha hecho nada, más allá de alguna que  otra acción aislada, e incluso innovadora; pero en general  lo que prima es más bien una  mentalidad subvencionadora y dependiente de la estructura superior, si es que puede…

 

Esto es  lo que se está dando, mayoritariamente y  de continuo, en el seno de algunas o la mayoría de las Obediencias Masónicas y sus dependientes estructuras.

 

Esto que expongo no es nuevo, lo llevo diciendo desde hace al menos unos 3 años,  ya de aquella la reflexión  era  la siguiente: la masonería debería prepararse para este negro futuro que nos atenaza; y más sí nos auto-titulamos como Hijos de la Luz,  y más aún  cuando se nos considera como un fermento de pensamiento y un permanente laboratorio de ideas, y eso no significa seguir las reglas al uso y no con modismos e ideas conformistas. Cual ha de ser nuestra respuesta?

 

Por otro lado no hace mucho se veía una foto de unos estantes de comida, la cual  había sido recogida para una logia  para el Banco de Alimentos.  Muy loable, aunque no dejaba de desprender un cierto color de orquestina benefactora, más que eso tan preclaro de enseñar a pescar, puesto que a renglón seguido, algunos miembros de esa logia  que están en situaciones “graves”,  se les dejaba ir para casa porque no podían  hacer frente a sus capitaciones o se acudía a la “estructura madre” a modo de teta institucional, para que esta soltara  una serie de estipendios como exoneraciones  de pago de capitaciones parciales, etc.

 

Ante tales situaciones hay que decir que realidad cotidiana es que las logias se van quedando vacías, pues a las capitaciones mensuales, se unen los desplazamientos, los costos de los ágapes y un sin fin de cuestiones de pago que hacen muy cuesta arriba que determinada parte de la  membresía masónica pueda soportar en un período de crisis.

 

Y aunque dice el Ritual que la obra no concluye en el templo (logia). Nuestros trabajos han terminado. Largos y penosos esfuerzos serán aún necesarios antes de que nuestra tarea haya sido concluida. La hora del reposo no ha llegado. Nuestros hermanos nos aspiran al reposo, prometen continuar, fuera del Templo la obra masónica. Extenderán las verdades que han adquirido y  prepararan mediante una acción incesante y fecunda la llegada de un humanidad mejor y más esclarecida.

 

Y pese a ello en el panorama logial peninsular no se ven muchas innovaciones, y uno puede tender a pensar que se está realizando toda una acción interna discreta pero la realidad es que no, que las logias “sueltan”  de forma tranquila lastre entendiendo por esto que a los Hermanos que no pueden hacer  frente a los pagos de capitaciones se les deja marchar de forma tranquila… y se crea toda una ruptura en esa cadena de fraternidad.

 

Y no es un caso aislado del que he tenido conocimiento, empieza a ser un virus cuasi letal que está sangrando a las logias, las cuales a mi juicio no están ensayando nuevos modelos de trabajo, de relación más allá de reconocer la situación y decir que todos estamos igual inmersos en una gran crisis. Pero creo que eso no es suficiente.

 

Hace poco dos Hermanos cercanos pues sentí como se habían ido voluntariamente de la logia por no poder afrontar los pagos y capitaciones habidas, pero ellos mismos se daban cuenta de que ello daba un cierto respiro al taller al soltar lastre, pese a todo el confín que ello supone de fracaso personal, de la ruptura de la cadena fraternal, del aislamiento y una cosa que hoy debemos hacer  más allá de acudir a socorrer económicamente o las necesidades básicas, hay otra cuestión esencial y es que la persona, el Hermano/a no se aísle,  que no se meta en sí mismo, que siga sintiéndose útil para él y para la sociedad.

 

En lo personal en la medida que puedo intento que mi entorno, por ejemplo deportivo no deje de hacer deporte porque no tenga medios, o transporte, o piezas, o ropa… hay que intentar subir la autoestima y que los Hermanos y profanos que nos rodean nos se aíslen y se sientan hundidos, desasistidos y como parias…

 

Creo que las logias debieran hacer algo por remediar parte de todo eso, más allá de bajar las capitaciones, porque de lo contrario veremos proliferar  “logias de masones al sol”  o sea Logias de masones paradostrabajando bajo la Bóveda Celeste, al margen de las grandes o medianas estructuras, ya que para trabajar de forma masónica no hace falta nada más que ser masón, lo demás sobra y los medios  para desarrollar un trabajo masónico pueden ser muy humildes y  simples,  bien lo sabemos los que trabajamos como masones vagabundos o bajo la bóveda Celeste, y si eso se generaliza puede ser toda una revolución dentro de la estructura masónica.

Es claro que esto no es extensible ni a todas las logias , ni a todas las Obediencias, pero el rumor corre y todos sabemos que esa crisis se extiende y está dejando a mucho por el camino, y que no siempre se están ensayando nuevos modelos de trabajo … y de relación.

 

Y por tanto debiéramos ponernos  las pilas para evitar toda esta ruptura que está propiciando esta crisis, incluso entre los Hijos de la Luz.

 

Víctor Guerra  M:. M:.  (Ecuador)

CAMBIO CLIMATICO

Un llamado a todos los miembros de la Orden masónica viene realizando el Gran Maestro de las Grandes Logias Unidas de Alemania, Prof. Dr. Rüdiger Templin. Él ha solicitado un “comportamiento adecuado para evitar un desastre ambiental”, sosteniendo que “la protección ambiental es parte de la forma masónica moderna de la vida”.

 

Para comprender el alcance del posible “desastre ambiental”, revisaremos algunos conceptos.

 

QUE SE ENTIENDE POR CAMBIO CLIMATICO

 

Cambio Climático se llama a la modificación del clima (temperatura, presión atmosférica, vientos, humedad, nubosidad, precipitaciones) con respecto al historial climático a escala global o regional, debido a causas naturales o el impacto de la acción humana sobre el planeta, que afectan el agua, aire, suelos y biodiversidad, alterando el comportamiento de las comunidades y ecosistemas, con consecuencias biológicas y económicas. Existe evidencia científica que demuestra que la temperatura del aire y del agua de nuestro planeta se ha incrementado, el nivel del mar asciende producto del derretimiento de los glaciares y hay un cambio significativo de los climas del mundo.

 

La Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático usa el

término cambio climático sólo para referirse al cambio por causas humanas:

 

“Por cambio climático se entiende un cambio de clima atribuido directa o indirectamente a la actividad humana que altera la composición de la atmósfera mundial y que se suma a la variabilidad natural del clima observada durante períodos comparables” . (Art. 1, párrafo 2)

 

La influencia humana se refiere a la deforestación de los bosques para convertirlos en tierras de cultivo y pastoreo, la emisión de gases que en teoría producen un efecto invernadero, como el dióxido de carbono en fábricas y medios de transportes (provenientes de combustibles fósiles) y el metano en producción intensiva de ganadería y arrozales.

 

EFECTO INVERNADERO

 

Se llama efecto invernadero al proceso por el que ciertos gases de la atmósfera

retienen gran parte de la radiación infrarroja emitida por la Tierra y la reemiten de nuevo a la superficie terrestre calentando la misma, produciendo a escala planetaria un efecto similar al observado en un invernadero. Estos gases han estado presentes en la atmósfera en cantidades muy reducidas durante la mayor parte de la historia de la Tierra.

 

El conocimiento científico del efecto invernadero partió en 1859, con el descubrimiento: “el dióxido de carbono, el metano y el vapor de agua bloquean la radiacióninfrarroja”, y en 1869 se calculó que al “duplicar el dióxido de carbono subía latemperatura”.

Fue alrededor de 1975-1980 cuando los científicos comenzaron a tener suficientes evidencias del efecto que los Gases de Efecto Invernadero estaban ocasionando al clima.

 

POSIBLES CONSECUENCIAS DEL CAMBIO CLIMÁTICO

 

De seguir las actuales condiciones, el aumento de temperatura supondrá para el planeta el mayor cambio climático en los últimos 10.000 años y será difícil para las personas y los ecosistemas adaptarse a este cambio brusco.

Se proyecta una contracción de la superficie de los hielos y de nieve, con un posible aumento del nivel del mar entre 4 a 6 m. El incremento de temperatura, disminución de lluvias y de su evaporación, impactaría los ecosistemas (tundras, bosques boreales regiones montañosas, bosques tropicales y ecosistemas costeros), y afectaría los recursos hídricos de regiones secas, así como las áreas surtidas por la nieve y el deshielo, afectando la agricultura en latitudes medias; la escasez de agua y sequía reduciría los recursos alimenticios. La emisión de carbono influiría en la acidificación progresiva de los océanos con efectos negativos sobre los organismos marinos que producen caparazón.

 

ACUERDOS SOBRE EL CAMBIO CLIMÁTICO

 

El 22 de abril de 1970 más de 20 millones de norteamericanos se movilizaron para la toma de conciencia de la fragilidad del planeta. Este evento fue conocido como el “Díade la Tierra” y puede considerarse como el nacimiento del movimiento ecológico. Producto de lo anterior el gobierno de EEUU creó la EPA (Agencia de Protección Ambiental). Luego se celebró la primera cumbre mundial sobre medioambiente en Estocolmo. En 1990 se organiza de nuevo el “Día de la Tierra” en todo el mundo donde participan 200 millones de personas.

 

En mayo de 1992 se firmó en Nueva York el tratado internacional “Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático”, entrando en vigor enmarzo de 1994. Los países firmantes debían comenzar a considerar cómo reducir lasemisiones de GEI y el calentamiento atmosférico, reforzando la conciencia pública, aescala mundial, de los problemas relacionados con el cambio climático.

 

En la “Cumbre de la Tierra” de Río de Janeiro en 1997, los gobiernos acordaron incorporar una adición al tratado, conocida con el nombre de “Protocolo de Kyoto”, que contaba con medidas más enérgicas y jurídicamente vinculantes.

 

PROTOCOLO DE KYOTO

 

Fue un acuerdo internacional que tenía por objetivo combatir el cambio climático, reduciendo las emisiones de seis gases causantes del calentamiento global: dióxido de carbono (CO2), gas metano (CH4), y óxido nitroso (N2O), además de tres gases industriales fluorados: Hidrofluorocarbonos (HFC), Perfluorocarbonos (PFC) y Hexafluoruro de azufre (SF6) en un porcentaje aproximado de al menos un 5%, dentro del periodo que va desde el año 2008 al 2012, en comparación a las emisiones al año 1990. El Protocolo pedía a los países en desarrollo bajar un porcentaje de su emisión, dar señas de un cambio en sus industrias, y promover la generación de un desarrollo sostenible, utilizando energías no convencionales. Permitía comprar o vender “derechos de emisión de gases de efecto invernadero”. De esta forma, el país que emite una cantidad menor de gases, puede vender este “excedente” a otro país que supere la cuota asignada, también se podría compensar el exceso de emisión de gases mediante inversiones en tecnologías limpias en terceros países. El compromiso sería obligatorio cuando lo ratificasen los países industrializados responsables del mayor porcentaje de emisiones de CO2.

 

Estados Unidos firmó el acuerdo de Kyoto, pero no lo ratificó, retirándose en el

2001, por considerar que la aplicación del Protocolo era ineficiente e injusta al involucrar sólo a países industrializados y excluir a naciones en vías de desarrollo, con mayores emisiones de gases (como India y China). Con la ratificación de Rusia en noviembre de 2004, después de conseguir que la Unión Europea pagase la reconversión industrial, así como la modernización de sus instalaciones, en especial las petroleras, el Protocolo entró en vigor desde el 16 de febrero de 2005.

 

CONFERENCIA DE CAMBIO CLIMÁTICO 15º, COPENHAGUE 2009

 

Para la cumbre sobre el clima de Copenhague en diciembre de 2009, la ONU convocó a 192 países para acordar un límite a las emisiones de gases de efecto invernadero para el periodo entre 2012 y 2020. Este periodo de compromiso debía suceder al período 2008-2012, acordado en el protocolo de Kyoto.

 

El texto de acuerdo no satisfizo las expectativas de preservación del medio ambiente por la negativa de reducir la contaminación para 2020, entre un 25% y un 40% sobre el nivel que tenían en 1990, por parte de países desarrollados, especialmente USA y China. Se mantenía el objetivo de que la temperatura global no suba más de dos grados centígrados, sobre cuándo las emisiones deberían alcanzar su máximo, sólo se decía que “lo antes posible” y sin establecer objetivos para 2050.

 

Los delegados del pleno de la Conferencia de la ONU sobre Cambio Climático

renunciaron a votarlo y acordaron una fórmula de “tomar conocimiento” del documento, retrasando la adopción de un nuevo protocolo a la CMNUCC 16ª de México en el 2010.

 

Se esperaba que en la Cumbre de Cancún 2010 surgiera una arquitectura operativa que pudiera reconvertirse en tratado internacional vinculante en la cumbre siguiente (Sudáfrica 2011).

 

OTRAS CONFERENCIAS MUNDIALES SOBRE CAMBIO CLIMATICO

 

 

El anterior decenio estuvo pleno sobre los Derechos de la Madre Tierra; la sociedad civil participó en las discusiones sobre el cambio climático, pidiendo respuestas concretas contra la desertificación, la deforestación, las sequías y el aumento del nivel del mar; diversas conferencias enfatizaron la necesidad de establecer un mejor diálogo y una mayor participación de todos en la búsqueda de soluciones para luchar contra el cambio climático; todos manifestaron que:“El cambio climático es un tema ético que tiene seriasrepercusiones en el bienestar de nuestra generación y de las generaciones venideras; y seguimos en la lucha por tomar consciencia del problema.

 

LA MASONERÍA FRENTE AL CAMBIO CLIMÁTICO

 

La XXI Conferencia Masónica Interamericana (CMI), organización que agrupa a las Grandes Logias de Latinoamérica, España, Francia y Portugal reunidas en Bogotá, manifestaron: “su preocupación por el deterioro continuo del medioambiente y elconsiguiente calentamiento global, la falta de acciones efectivas que evitenllevarnos a un punto sin retorno que ponga en peligro la propia subsistencia delhombre. Los masones hacemos presente a todas las instancias encargadas develar por la preservación de la madre naturaleza y que hacemos nuestro elcompromiso e interés por la promoción de un ambiente sano y de un desarrollosustentable en los términos y objetivos planteados por la Conferencia de lasNaciones Unidas conocida como La Cumbre de la Tierra y en el Primer foro GlobalMinisterial del medioambiente”.

 

En un acto realizado en la Argentina por miembros de la Logia “Estrella de Tucumán” Nº 71 de la ciudad de San Miguel de Tucumán, los hermanos plantaron una Acacia, símbolo masónico de la perpetuidad de la vida, también símbolo del movimiento ecológico, para conmemorar a los Masones Padres de la Independencia y celebrando por un país consciente con el Medio Ambiente y los Recursos Naturales.

 

La Logia Altas Cumbres #127 de Santiago ha iniciado una serie de acciones concretas en la protección del medio ambiente con el fin de fomentar una consciencia ecológica en la comunidad en que ella se encuentra.

 

Además, varios Talleres de toda América han aceptado el llamado de las Grandes Logias Unidas de Alemania y se encuentran trabajando por el cambio climático, con la sugerencia de tomar medidas al alcance de sus posibilidades, invitando a todos los miembros de la Orden para realizar trabajos, tales como:

 

  1. Promover e incentivar, en todas las logias de la obediencia, Talleres y Seminarios para que sus miembros tomen conciencia del daño al Medio Ambiente, con un enfoque humanista, fomentando el estudio y desarrollo de energías alternativas, incluyendo la energía del agua, del viento u otras.

 

2.-.Promover e incentivar la extensión y divulgación por medio de las Corporaciones Culturales de las Logias la problemática del medioambiente, en

relación al calentamiento global, la eficiencia energética y la contaminación del

aire y del agua. Esta acción puede llevarse a cabo en los colegios de sus comunas con la activa participación de alumnos y profesores.

 

3.- Establecer una interrelación entre instituciones y programas que hayan desarrollado sistemas que favorecen al Medio Ambiente y mejoran el nivel de

calidad humana (Municipalidades, centros de enseñanzas, organismos públicos).

 

4.- Promover una ética a nivel nacional que favorezca el cuidado del medioambiente.

 

CONCLUSIÓN

 

Considerando un conocido documento masónico llamado “Principios de la Francmasonería Universal”, se destaca lo que se refiere a que “La Masonería Moderna tiene como misión además de labúsqueda incesante de la verdad, el conocimiento de sí mismo, del hombre en su medioambiente y en su morada cósmica.”

 

Sin duda nos invita a que fomentemos entre nosotros una conciencia ecológica, una preocupación por el medioambiente saludable y sostenible, para que como manifestación concreta en acción extramural, bajo el signo indeleble de nuestros valores y principios, en acciones individuales y en conjunto podamos transmitirlo a la sociedad profana en la cual nos encontramos inmersos, influyendo especialmente en nuestra juventud.

 

  1. Boletín Masónico Colmenas del Sur.

 

 

 

Levantamiento de Columnas de la R∴L∴S∴ Simón Rodríguez 

VM y QQHH

Responder a la gentil invitación de algunos hermanos de esta Respetable y Fraterna Logia “Simón Rodríguez”, para decir unas pocas y brevísimas palabras sobre la personalidad de nuestro patrono, el Maestro Simón Narciso Jesús Rodríguez, quien adoptó este nombre como primero de los heterónimos que utilizaría a lo largo de su existencia, pues nació hacia 1771 con el apellido formal de Carreño.

Nuestro respetado Eduardo Galeano, que ha escrito más de una nota sobre su vida en varios de sus textos, que le han hecho acreedor desde ya al Premio Nobel de Literatura, inicia una de sus notas con las siguientes palabras, que lo describen y enmarcan… “Orejas de ratón, nariz de borbón, boca de buzón. Una borla roja cuelga, en hilachas, del gorro que tapa la temprana calva. Los anteojos, calzados por encima de las cejas, rara vez ayudan a los ojos azules, ávidos y voladores. Simón Carreño, Rodríguez por nombre elegido, deambula predicando rarezas”.

En realidad, nuestro padre adoptivo es heredero y fruto de una serie de coincidencias magníficas: nació en Caracas, cuando esta ciudad sudamericana era el centro y epicentro de uno de los momentos predilectos de la Historia; de aquellos que no son muchos ni abundan en el planeta.

En realidad, son unas pocas ciudades las que sirven de eje para los grandes acontecimientos de toda una era. Debemos mencionar entre aquellas escasas a Atenas, que sirvió de cuna y escuela para filósofos de la talla de Sócrates, Platón y Aristóteles; de políticos y estadistas como Pericles o Solón; dramaturgos como Esquilo, Sófocles o Eurípides; arquitectos como Ictinos, que nos legó el inmortal Partenón; escultores como Fidias, y todo esto en el curso de apenas dos o tres generaciones.

Y luego habrían de transcurrir 2000 años para que en otro lugar de la Europa, esta vez en Florencia, surgieran al mismo tiempo poetas como el Dante, o Petrarca y artistas plásticos y genios múltiples como Leonardo da Vinci, Filipo Brunelescchi, Donatello, Massaccio o Giotto.

¿Por qué se concentran en unos pocos sitios los nacimientos de tantos grandes hombres que luego, al pasar al Nuevo Mundo, se concentrarían en Venezuela, donde, en el curso de apenas dos generaciones, vendrían al mundo Francisco de Miranda y Simón Bolívar; Andrés Bello y Antonio José de Sucre. Pero hay más coincidencias.

 

En una misma familia caraqueña y en el curso de poquísimos años vendrán al mundo seres excepcionales y, esto es aun más desconcertante, de tan diversas orientaciones como la inmortal pianista Teresa Carreño, cuyo nombre lleva con orgullo el teatro nacional de Caracas y el “aristocrático” heredero de normas y costumbres palaciegas, como el autor del célebre Manual de Urbanidad y Buenas Costumbres, don Manuel Antonio Carreño, nada menos que hermano de nuestro patrono Simón Rodríguez, quien bien pronto abandonó su apellido Carreño, que le venía por legítima herencia paterna.

Nada más lejano en su postura frente a la vida que el afectado Manual de Carreño, que nos obligaban a memorizar en mi generación y los principios educativos que el hermano de Manuel Antonio inculcó en su discípulo predilecto, que habría de convertirse nada menos que en el Libertador de cinco naciones.

Volvamos a Galeano y sus palabras acerca de Simón Rodríguez… “Lejos de Caracas, el preceptor inicia al muchacho en los secretos del universo y le habla de libertad, igualdad, fraternidad; le descubre la dura vida de los esclavos que trabajan para él y le cuenta que la no me olvides también se llama Myosotis palustris. Le muestra cómo nace el potrillo del vientre de la yegua y cómo cumplen sus ciclos el cacao y el café. Bolívar se hace nadador, caminador y jinete; aprende a  sembrar, a construir una silla y a nombrar las estrellas del cielo de Aragua. Maestro y alumno atraviesan Venezuela, acampando donde sea, y  conocen juntos la tierra que los hizo. A la luz de un farol, leen y discuten Robinsón Crusoe y las Vidas de Plutarco.”

 

Sin remontarnos a consideraciones esotéricas, que nos permitirían atribuir carácter “masónico” a varias manifestaciones espirituales o animistas prehispánicas, es evidente que la Francmasonería, al menos en su concepto especulativo, se presentó en Ecuador hacia el final del período colonial y como un antecedente inmediato de los procesos emancipadores.

Aunque tenemos datos claros de que existieron algunos iniciados (en centros propiamente masónicos o, al menos, paramasónicos) desde fines del siglo XVIII, entre ellos el Precursor Eugenio Espejo, y que hubo varias personas enteradas de la existencia de la Orden, quizá como resultado de la llegada de Humboldt o de los Académicos franceses, es claro que la Francmasonería como tal, en el sentido de organización de voluntades, no tuvo en el territorio del actual Ecuador la misma presencia que alcanzó en Buenos Aires, Venezuela o Bolivia, por ejemplo. Algunos nombres un tanto crípticos (“Escuela de la Concordia”, “Sociedad de Amigos del País”) apuntan, quizá, en otra dirección.

Sin embargo, a comienzos del siglo XIX hay un incremento notorio de los viajes a Europa de las elites intelectuales ecuatorianas, en calidad de estudiantes, peticionarios ante la Corona, o aun diputados a Cortes, y ellos trabaron conocimiento de primera mano con el impetuoso desarrollo de la Masonería europea, y muy particularmente con la creación específica de las Logias americanas, llamadas “lautarinas”, por parte del Precursor, don Francisco de Miranda, y luego trasladadas a la América del Sur por los HH  José de San Martín y Bernardo O’Higgins.

Al vincularse operativamente con el proceso de emancipación política, el crecimiento de las Logias fue impetuoso, y los HH pudieron desarrollar las formas extremas de fraternidad que se producen durante una guerra.

Sin embargo, por cuanto las luchas independentistas representaron, a más de un corte ideológico (liberales vs. godos), uno nacional (americanos vs. peninsulares), no es legítimo presentar los enfrentamientos emancipadores como una lucha entre Masones y Profanos, como se hace con excesiva frecuencia.

Hubo muchos HH, inclusive algunos de altos grados capitulares, que permanecieron en el campo Realista por razones de adhesión personal, familiar, nacional o política, y ésta es la causa para que hayan existido algunas Tenidas y Talleres (regulares e irregulares) entre combatientes de ejércitos enfrentados entre sí.

No siendo ésta la oportunidad para referirnos detalladamente a esos aspectos, nos limitaremos a señalar algunas de las consideraciones conceptuales del período inicial de la Orden en América.

1.- La Masonería latinoamericana nace como resultado de una influencia exógena, fundamentalmente inglesa y francesa, pero con algunas manifestaciones del liberalismo masónico español. De allí que los primeros ataques que debe sufrir la Orden tienen pretextos nacionales tanto como eclesiásticos.

2.- Al nacer, la Masonería latinoamericana tiene un altísimo grado de operatividad y un vínculo ideológico interno muy fuerte. De hecho, incluso los HH peninsulares, que se mantuvieron del lado Realista durante las guerras, eran “liberales” en el terreno conceptual.

3.- Como resultado de una suma de factores (el carácter continental de la guerra, el ejemplo de las Logias “lautarinas” y otros), la Masonería de nuestro continente nació a la vida como un fenómeno pan-latinoamericano, sin divisiones nacionales estrechas.

4.- Aunque el movimiento independentista latinoamericano se inspira en buena medida en los conceptos y estructuras plasmados en los Estados Unidos como resultado de su revolución de independencia, la actitud “neutral” (entre España y sus colonias latinoamericanas) que los Estados Unidos proclamaron hasta 1821 (actitud que fue considerada “traición” por algunos HH, pero que quizá estaba dictada por una comprensible cautela geopolítica), el movimiento emancipador prácticamente no tuvo contactos con los Estados Unidos y, como resultado de ello, La Francmasonería latinoamericana se desarrolló casi completamente sin vínculos con la ya para entonces fuerte Masonería norteamericana.

Las guerras fueron largas entre nosotros. En algunos casos hubo más de una generación de combatientes, y en casi todos los países tuvieron lugar cambios profundos en la comandancia de los ejércitos y la dirección de los Estados. El carácter masónico original se diluyó por distintos factores, y por ello…

5.- Pese a que los ejércitos emancipadores fueron conformados a estímulos de un impulso masónico, su triunfo y la subsiguiente forma de gobierno establecida, no fueron una realización pura de los ideales masónicos que estuvieron al origen de las luchas.

Éste es un punto básico. Aunque los estímulos conceptuales fueron masónicos, y pese a que muchos de los dirigentes eran HH , la organización de los recién nacidos Estados que resultaron de la lucha no fue una estructura donde imperaran los conceptos masónicos básicos. La ruptura fundamental en la coherencia entre la palabra y la acción se dio desde los primeros momentos de la vida independiente.

En otras palabras, la Orden, pese a tener a los HH  en el poder, sólo incidió en pocos puntos y fundamentalmente en el secreto de sus reuniones.

Es indudable que los sueños libertarios, la pasión desplegada, la voluntad transformadora, el afán igualitario y la fraternidad combatiente son aspectos profundos del ideal masónico; pero las agitaciones políticas, lo prolongado de las luchas y las enormes diferencias regionales, hicieron que la plasmación concreta de aquellos ideales distara mucho de ser perfecta o pura.

De allí que, a diferencia de lo que va a ocurrir en Estados Unidos, la independencia política no produce un régimen de democracia, sino una sucesión de dictaduras.

En Estados Unidos la colocación de la primera piedra del Capitolio parlamentario se realizó como un acto de “Levantamiento de Columnas”, y los ideales de Igualdad, Libertad y Fraternidad adquirieron vigencia plena, al menos formal, con la separación de la Iglesia y el Estado y con la división entre funciones del Estado, pese a fenómenos aberrantes, como la subsistencia, por casi un siglo más, de la esclavitud de los negros.

Entre nosotros, con muy raras excepciones, los grandes iniciadores de los procesos (Bolívar, San Martín, O’Higgins, Artigas y otros) se retiran o son retirados de sus cargos, y toman el poder elementos subalternos, muchas veces poco capacitados intelectualmente, ascendidos exclusivamente por méritos guerreros, y muchos de ellos, aunque iniciados en la Orden, sin hallarse compenetrados a profundidad de los ideales masónicos.

Hay que hacer el distingo claro del general Francisco de Paula Santander, quien era M M  de alto rango, y quien se hizo fuerte, precisamente, en las Logias de su tiempo, para organizar la lucha contra el Libertador, que culminaría con la llamada “Noche Septembrina” de 1828. Es en este contexto histórico como hay que entender las expresiones “anti-masónicas” de Bolívar, tal como él las manifestó a Peru de Lacroix.

Sumando a esta poca preparación masónica, las luchas intestinas que, bajo forma de guerras civiles, sacuden a todo el continente latinoamericano, tendremos la virtual disolución de la Orden luego de conseguida la emancipación de España.

Esta aparente contradicción y paradoja de que la Orden no pudo rescatar como organización lo que había conquistado como lucha es un fenómeno que se va a repetir a lo largo de la historia.

Al Q H Vicente Rocafuerte la vida le permitió mantenerse al margen de muchas de las primeras disputas intestinas (por sus misiones diplomáticas en Europa y su presencia en México, donde el proceso revistió características diferentes), y nos dejó en varios artículos de prensa el testimonio dramático de las divisiones de América, que llegaron a presentarse como escisiones entre los ritos escocés y de York.

En el aspecto cronológico, podríamos decir -siempre generalizando los procesos- que la Orden vive en Latinoamérica momentos que pueden globalizarse como:

a.- Una primera fase de conformación de Logias (que se presenta entre 1785 y 1815, aunque las fechas varíen para distintos países);

b.- Un período que armoniza perfectamente las acciones políticas con los ideales programáticos (1815-1826, con diferencias por países);

c.- Una fase de consolidación oligárquica (1826-1830), que desemboca en

d.- El período de institucionalización de las dictaduras.

Unos pocos elementos, tozudos o longevos, como el Q H  José Joaquín de Olmedo, mantienen en alto los principios ideológicos de la Orden, y son patéticos sus esfuerzos por preservarlos, incluso tan tarde como en 1845.

Pero ya era demasiado tarde. Cuando Olmedo es derrotado por cuarta vez (y en la votación número 22) en su intento por alcanzar la Presidencia de la República, Vicente Rocafuerte pone el epitafio al período independentista: “se ha preferido la vara del mercader a la pluma del sabio”, dijo entonces.

De todos modos, imperfecto y todo; impuro y todo, el primer período masónico ecuatoriano y latinoamericano busca dos grandes conceptos, claramente operativos:

1.- La emancipación política, y

2.- La unidad latinoamericana.

 

Logra el primer objetivo. Fracasa en el segundo.

El período siguiente, al que podemos llamar La Vara del Mercader, corre globalmente entre aquel año de 1846 y noviembre de 1884, aunque sea necesario subdividirlo en algunas etapas.

Visto desde la óptica de la Masonería, es un momento signado por un retroceso general de la Orden, que cae en un profundo desprestigio.

Los antiguos MM  heroicos y combatientes de las guerras se han vuelto propietarios, hacendados, ministros, banqueros o armadores. 

La sed de poder acalla la Libertad. El afán de lucro es mayor que la Igualdad. El egoísmo se antepone a la Fraternidad.

Aunque algunos HH , como Urvina o Elizalde, conservan en alto el ideal masónico, la tónica general es la rendición ante la autocracia despótica de García Moreno y la intolerancia de las jerarquías eclesiásticas.

Sin embargo, lentamente, mientras va renaciendo la conciencia de lucha, vuelve una organización masónica a surgir en el horizonte, y pronto llenará al país de esperanzas y sueños renovados.

El liberalismo, que había sido apenas una palabra que significaba “ser progresista” en el sentido más amplio, se torna un programa de gobierno, y descubre una forma específica de organización en las Logias Masónicas que vuelven a proliferar en el país, y por todo el continente, diseñando algunas de las nuevas tareas de la Masonería de fines del siglo XIX.

Sin embargo, hay un peligro que a la época sólo se ve como algo transitorio: la identidad Liberal = Masón tiene también un contenido regional, pues la Costa es hegemónicamente liberal (aunque no integralmente, por supuesto, y cabe recordar que el propio García Moreno había nacido en Guayaquil) mientras la Sierra es preeminentemente curuchupa (aunque tampoco integralmente, pues Montalvo, Peralta o Moncayo eran serranos). A la época esto no parece excesivamente grave. Los enfrentamientos ideológicos son tan violentos, que cualquier otra consideración (incluida la regional) pasa a segundo plano.

La lucha es abierta y franca. Tiene extensión continental, y a nadie llama la atención que los curuchupas ecuatorianos hagan pactos secretos con los godos chilenos para organizar un bochornoso traspaso de bandera, o que los liberales ecuatorianos combatan en Nicaragua, respalden a los liberales de Colombia, compren un barco en Panamá, negocien en Venezuela el restablecimiento de la Gran Colombia, apoyen a los insurgentes cubanos o convoquen un congreso de unidad en México.

Es, otra vez, el reencuentro de los HH  MM  con sus sueños. El gran ideal de fraternidad supranacional que se impone. La ebriedad de la esperanza…

Los gobiernos liberales del período comprendido entre 1895 y 1912, y muy particularmente los presididos por el general Eloy Alfaro, son gobiernos de realización de los ideales masónicos.

 

Estos son claros y explícitos:

1.- La instauración de un Estado laico,

2.- El imperio de la tolerancia y las libertades públicas,

3.- Algunos avances sociales para los sectores más golpeados, y

4.- La unidad latinoamericana.

 

Los tres primeros se cumplen. El cuarto fracasa, pese a los esfuerzos denodados de los HH , quienes tratan de llevar a la práctica los ideales de Bolívar, y a pesar de conseguir éxitos parciales, como la reunificación temporal de Centroamérica.

En lo interno ecuatoriano, las consideraciones regionales crean unas diferencias que no se superan. Y cada vez se vuelven más graves.

La Orden de la Francmasonería triunfante crea organismos paramasónicos que le permiten un alto grado de operatividad. Un sistema de atención a los más desvalidos, que crea mecanismos para autofinanciarse. Un sistema escolar que, a más de laico, se extiende a las artes y oficios.  Un sistema comunal de protección civil…

Pero todos estos mecanismos son regionales. La Junta de Beneficencia es de Guayaquil. La Sociedad Filantrópica es del Guayas. El Benemérito Cuerpo de Bomberos es también de Guayaquil.

En aquel momento no son instituciones del “patriciado” burgués guayaquileño. Son instituciones del pueblo. Igual que los sindicatos y gremios, que comienzan a organizarse en torno a HH  MM  como Agustín Freire, Alejo Capelo o Miguel Alburquerque.

Pero la suerte está echada. Los liberales dejan de ser radicales. Aunque también son HH, Leonidas Plaza es tan M como Montero. Emilio Estrada es tan iniciado como Flavio Alfaro.

De modo simbólico, el proceso se completa en 1912. Ese año, al poco tiempo de que Alfaro fuera arrastrado en las calles de Quito, las escuelas de la Sociedad Filantrópica del Guayas, que solían organizar paradas y ejercicios militares, dejan los rifles y forman la sociedad de los Boy Scouts para reemplazar a las guerrillas.

Parecía una repetición de aquello de la vara del mercader, sólo que ahora el amarre de una soga reemplazaba al machete de una guerrilla.

 

Y así fue. Los tremendos liberalotes se volvieron preocupados padres de familia. Los montoneros de otrora se daban golpes de pecho desde el jueves Santo hasta el sábado de Gloria. Y los diabólicos masones reemplazaron las Logias por los Directorios de los bancos.

Nuevamente, la Masonería ecuatoriana entraba en un receso creativo que ya ni siquiera se propondría luchar contra el fuego o atender a los enfermos, sino que pasó a fundar el Club de la Unión y a construir un fastuoso templo, que luego hubo que vender a un diario.

Pero el espíritu de antaño no murió. Y aquello debe ser una gran lección para todos nosotros. Cuando los MM  dejamos el espíritu rebelde y combativo de las Logias, fueron unos militares jóvenes quienes tomaron el nombre, los sistemas, incluso algunos símbolos, y produjeron la transformación del 9 de julio de 1925.

Era lógico. Lo mismo estaba ocurriendo en toda América. Cuando el viejo partido liberal dejó de ser agente de cambio y se convirtió en sujeto de la preservación, los espíritus más alertas comprendieron que aquello se parecía como una gota de agua a otra al viejo modelo conservador que se les había enseñado a combatir.

Volvieron la vista a la izquierda y… Y no encontraron nada. A la izquierda de los liberales sólo existían los comunistas, y aunque el viejo Marx se había iniciado M  alguna vez, sus herederos pasaron a oponerse a las Logias que penetraban los sindicatos obreros y que, si bien traían aquellos buenos conceptos de Igualdad y Fraternidad, querían que fuesen acompañados también de una Libertad que los jerarcas no estaban dispuestos a conceder. 

La Masonería se encontró entre dos agujeros. Por un lado, unos liberales que habían dejado de serlo; y por otro unos izquierdistas que no aceptaban ninguna interferencia en su pretendido dominio del alma de los pobres.

Había que inventar algo. Y así se hizo.

 

En Perú, dos de las mentes más lúcidas de América: Víctor Raúl Haya de la Torre y Juan Carlos Mariátegui trataron, cada uno por su lado, de generar una doctrina latinoamericana que fuese capaz de armonizar los vientos que recorren el mundo con las raíces que se enclavan en la tierra.

Haya de la Torre fue aun más lejos. Entendiendo, como buen M M, las relaciones dinámicas y armónicas que deben existir entre el macro y el microcosmos, desarrolló un concepto unitario que parecía una traslación de la física moderna a la comprensión de la sociedad. Lo llamó Espacio/Tiempo para definir el entorno global de un hombre. En esto no coincidía con Mariátegui.

Pero los dos sabían perfectamente que no existiría posibilidad alguna de liberación parcial si no había una unidad latinoamericana, de modo que el Partido del  H  Haya de la Torre no se llamó “peruano”, sino APRA, que es Acción Popular Revolucionaria Americana.

Lo atacaron: la oligarquía de su país; las instituciones políticas de su país; Washington, que no quería una América Latina fortalecida en su unión y paradójicamente… Moscú, que prefería una América Latina debilitada por su separación.

Casi simultáneamente, en Centroamérica estaba surgiendo otra tendencia de la misma búsqueda de un socialismo que fuese libertario y masónico. Apareció allí sin la profundidad filosófica de Haya de la Torre o el apego a la tierra de Mariátegui; pero estaba llena, en cambio, de vigor viril y decidida a dar la vida por los principios que sustentaba. 

El General de Hombres Libres, Augusto César Sandino, tan M que utilizaba como insignias algunos símbolos nuestros y que trataba a sus compañeros de HH No sólo organizó la resistencia de su pueblo al invasor y al tirano, sino que rescató como cumbre de su pensamiento ideológico el proyecto que llamó “Plan de Realización del Supremo Sueño de Bolívar”, que no era otro que el afán por unir a la América Latina.

Lo atacaron: la oligarquía de su país; las instituciones políticas de su país; Washington, que prefería una América Latina debilitada en su separación… y Moscú, que no quería una América Latina fortalecida en su unión.

Bien poco después, como parte del mismo esfuerzo de creación, surgió en México la Confederación de Trabajadores de América Latina (CTAL), obra del H  Vicente Lombardo Toledano, quien había comprendido que si los explotadores del continente eran uno solo en el fondo, los trabajadores del continente tendrían que actuar como un solo contingente sindical.

Lo atacaron… Los mismos de siempre, por las mismas razones de siempre.

Pero la Masonería había cobrado conciencia de sus nuevas tareas:

 

1.- Que el movimiento liberal no bastaba para llevar a la práctica los ideales, porque no había prestado suficiente atención a los aspectos de las justicia social y económica; 

 

2.- Que tampoco el comunismo, en su acepción soviética, bastaba para llevar a la práctica los ideales, porque no había prestado suficiente atención a los valores espirituales del individuo y a su irrenunciable sed de Libertad

 

3.- Que en el orden interno de la Masonería, no podíamos entender “Los Antiguos Linderos” como una barrera colocada perpendicular al camino para decir “no va más”, “non plus ultra”, “éste es el fin”, sino que aquellos linderos estaban a los lados, como un andarivel, para delimitar los bordes paralelos de un camino que no tiene fin y que no debe desviarse; y

 

4.- Como siempre, una vez más, la clara convicción, reforzada por los fracasos, de que, si los problemas son comunes, las soluciones deben serlo también; es decir: la unidad de América Latina.

 

El proceso, siendo común para todo el continente, se presenta con claros matices en diversos lugares, y notoriamente en Chile, donde no rige el absurdo concepto stalinista de que “no es posible ser comunista y M ”.

En Chile hay comunistas y socialistas MM , pero existe sobre todo un partido de estirpe liberal, muy fuertemente vinculado con la Orden, que evoluciona lenta pero continuamente hacia posturas socialdemócratas: es el Partido Radical.

 

La segunda postguerra se convirtió muy rápidamente en “Guerra Fría”, y las polarizaciones se volvieron aun más extremas, mientras el maniqueísmo (Dios-Diablo, Bueno-Malo) coloca los términos del debate fuera del campo ideológico y dentro de la esfera de lo puramente mitológico.

Habrá que esperar a 1959, y al proyecto inicial de la Revolución Cubana, para que la creatividad de pensamiento social rebase los penosos límites del diagnóstico y se vuelva una vez más operativa.

El primer modelo de desarrollo no-capitalista de la Cuba revolucionaria es sumamente original, y su adhesión posterior al esquematismo moscovita es fruto de la operación “de pinzas” que produce la voracidad geopolítica soviética, la voracidad económica norteamericana y la estupidez generalizada de América Latina: maldición tripartita que estuvo a la base de todas nuestras desdichas.

También de la imposibilidad de independencia para Cuba. Ahora ha vivido con los dos monstruos y les conoce las entrañas.

Cuando el Che, modelo arquetípico del hombre nuevo, escapa del modelo cubano, anquilosado a la fuerza y, para huir de las limitaciones del un monstruo cae en las garras del otro, el período de creatividad parece terminar.

Pero no es así. Felizmente nunca es así. La creatividad no termina nunca. La Unidad Popular chilena, que quiere un “socialismo con empanadas y vino tinto”, hace renacer la esperanza. Es, además, un modelo explícitamente masónico, por la conducción del H  Salvador Allende.

Quizá es excesivamente tarde. O demasiado pronto. Como quiera que se lo vea, otra vez el tridente maldito de la voracidad de los dos imperios y nuestra imbecilidad dan al traste con un régimen que al final no pudo garantizar ni socialismo ni empanadas.

Un nuevo vaivén en esta montaña rusa que comienza a producir náuseas con sus altibajos.

Y de pronto, casi literalmente hay un renacimiento. En julio de 1979, el Segundo Sandinismo, que nació en la Logia Augusto César Sandino, recupera los sueños de su patrono, que había recuperado los sueños de Bolívar. También estos nuevos sandinistas se llaman HH; también usan la simbología; también… en fin, son nosotros.

 

Un poco después, en una reunión continental a la que asistimos varios HH  de la Gran Logia Equinoccial, incluso el comandante y V M de la Logia “Flavio Alfaro”, definió las fuentes ideológicas de este segundo sandinismo como una fusión creativa de tres vertientes: el marxismo, el nacionalismo latinoamericano y el cristianismo.

Nuestro H:. comandante elabora cada una de las tres. Es un marxismo reformado, es un nacionalismo pluricultural y es un cristianismo liberador.

Pero no importan los adjetivos. La sola inclusión del cristianismo en un nuevo concepto socialista es la incorporación de la vertiente ética de la doctrina, de su contenido espiritual, de aquella parte entrañable e irrenunciable de la condición humana, que sólo el anarquismo había sumado a los conceptos económico-sociales.

Curiosamente, es al fracasar cuando ejercen de mejor modo estos nuevos conceptos. Cuando pierden las elecciones y entregan pacíficamente el poder que conquistaron con sangre es cuando los nuevos sandinistas demuestran su estirpe democrática y su esencia cristiana.

Ahora las posiciones de la nueva Masonería latinoamericana se aclaran aun más…

 

1.- Inventar unos modelos autónomos de desarrollo, que sean capaces de conjugar todos estos valores;

 

2.- Ser capaces de elevarse hasta la comprensión de que sólo se podrán tener si se pueden mantener democráticamente; y… por supuesto,

 

3.- La lucha por la unidad de América Latina.

 

Ahora estamos aquí.

Los MM  socialistas no necesitamos que nos cuenten que han derribado el muro de Berlín. Y no queremos que nadie venga ante nosotros a quejarse de que le cayó encima.

Nosotros ayudamos a tumbarlo, pero desde el otro lado.

Y ahora nos toca ser fieles a la herencia intelectual, de coraje y de coraje intelectual que hemos recibido de nuestros HH  MM

Tenemos que diseñar nuestras tareas para todo el nuevo siglo.

No se trata que reneguemos de la Libertad, la Igualdad y la Fraternidad. Ni siquiera se trata de que ya no nos basten y queramos nuevas palabras para sumarlas a ellas y convertir una divisa en un libro.

Es más sencillo que eso. La Libertad, la Igualdad y la Fraternidad, como deidades hindúes, adquieren avatares diferentes en distintas épocas. Ahora es la época nuestra, y necesitamos una Masonería ecuatoriana que sea capaz de ampliar sus tareas e involucrar nuevos desafíos.

Creemos que entre esos desafíos están los siguientes:

 

1.- Buscar una armonización de la justicia social y económica, sin que ella signifique el sacrificio de las libertades políticas;

 

2.- Buscar una armonización de nuevo tipo entre la sociedad y el individuo;

 

3.- Buscar una armonía entre el desarrollo económico y la conservación del medio ambiente;

 

4.- Luchar sin concesiones por la vigencia plena de los derechos humanos de los individuos y de los derechos económicos, sociales y culturales de los pueblos;

 

5.- Buscar la realización de nuevas formas de democracia, que preserven, dentro de un estado de derecho, el gobierno de las mayorías, los derechos de las minorías y la participación continua de la sociedad civil en el gobierno del Estado;

 

6.- Promover, facultar, exigir e imponer la integración orgánica de todas las minorías nacionales en la vertiente principal de la nación ecuatoriana;

 

7.- Estimar siempre que la democracia, el progreso y el desarrollo son inconcebibles sin una participación plena e igualitaria de la mujer en todas las esferas de la vida y

 

8.- Por supuesto, y como siempre, estar dispuesto a dar la vida por la unidad de la América Latina.

 

¿Que todo esto suena líricamente utópico? Estoy consciente de ello, pero creo firmemente que, como todos los ideales humanos, la Utopía, la Libertad, la Igualdad, la Fraternidad y la Francmasonería o son sinónimos o no significan nada.

 

Ha sido mi palabra, V M

Pedro A. Saad H. M M

Gran Logia Equinoccial del Ecuador

MASONERÍA Y SOCIALISMO

(Plancha pronunciada por el QH:. Salvador Allende, Presidente de Chile, en la Gran Logia de Colombia, con sede en Santafé de Bogotá, el día 28 de agosto de 1971).

Serenísimo Gran Maestro de la Gran Logia de Colombia,

QQ:.HH:. integrantes del Supremo Consejo, Altos

Dignatarios de la Orden ,

QQ:.HH:. todos:

Pienso, mirando hacia el comienzo de mi vida, y aún joven, que no recibí con facilidad el derecho de ser miembro de la Gran Logia de Chile, porque había sido un estudiante rebelde. Y si golpeé las puertas de la Resp:. Log:. Progreso # 4 de Valparaíso, lo hice con la profunda convicción y teniendo el acervo de los principios masónicos inculcados en mi hogar y en el hogar de mi padre.

 

El Q:.H:. Ramón Allende Padín, fue Serenísimo Gran Maestro de la Gran Logia de Chile y fundador de la Logia cuyas puertas se abrieron para mí en Valparaíso, siendo la segunda Logia en el país. Tenía plena conciencia de que la Orden no es ni una secta, ni es un partido. Que al desbastar el hombre la piedra bruta, se preparará para actuar en el mundo profano y es obligación de los masones actuar en él sobre las bases de los principios permanentes de la masonería.

 

Por eso no diré para agradecer, porque me parece que ese es un término impropio entre HH:. , sino para testimoniar el contenido generoso de las palabras del Soberano Gran Comendador y del Serenísimo Gran Maestro para este hermano.

 

Tengo que recordar también la noche de mi Iniciación, cuando oí por vez primera, en el ritual, que los hombres sin principios y sin ideas arraigadas, son como las embarcaciones que roto su timón, se estrellan contra los arrecifes. También supe que en nuestra Orden no había ni jerarquías sociales ni fortunas. Por eso desde el primer instante se fortaleció mi convicción de que los principios de la Orden, proyectados al mundo profano, podían y debían significar una contribución al gran proceso renovador y bullente, que buscan los pueblos en todo el orbe y, sobre todo, los pueblos de este Continente cuya dependencia política y económica acentúa la tragedia dolorosa de los países en vía de desarrollo.

 

Por eso, teniendo la seguridad de que la tolerancia es una de las virtudes más profundas y sólidas, a lo largo de mi vida masónica, que alcanza ya a los 33 años, planteé en las planchas masónicas en las diversas Logias de mi patria la seguridad, cierta para mí, de que podía coexistir dentro de los Templos con mis HH:. , a pesar de que para muchos era difícil imaginar que lo pudiera hacer un hombre que en la vida profana públicamente dice que es marxista. Este hecho, comprendido dentro de las logias, fue muchas veces incomprendido en mi propio partido político. Más de una vez en los congresos del partido que fundara nada menos que un Ex Serenísimo Gran Maestro de la Orden Masónica de Chile, Eugenio Matte Hurtado, se planteó la incompatibilidad entre ser masón y ser socialista. Es más dura la intolerancia en la política. Yo sostuve mi derecho a ser masón y ser socialista.

Manifesté públicamente en esos Congresos, que si se planteaba esa incompatibilidad, dejaría de ser militante del partido socialista, aunque jamás dejaría de ser socialista en cuanto a ideas y principios; de la misma manera, sostuve que el día que en la Orden se planteara, cosa que no me podía imaginar, la incompatibilidad entre mi ideario y mi doctrina Marxista y ser masón, dejaría los Talleres, convencido de que la tolerancia no era una virtud practicada.

 

He podido sortear esta realidad y creo que tan solo puedo ofrecer a los HH:. de la Gran Logia de Colombia una vida leal a los principios de la Orden , dentro de la Orden , y en el Mundo Profano.

 

Durante muchos años, desde estudiante, que supe de la cárcel y de la exclusión de la Universidad y de la relegación, hasta hoy, he sido consecuente con mis convicciones. Mis batallas en un mundo político convulsionado, pero en un país que políticamente ha alcanzado altos niveles, a veces sin ninguna posibilidad y seguro de ello, de llegar al solio de los presidentes de Chile.

Me interesaba abrir un surco, sembrar una semilla, regarla con el ejemplo de una vida esforzada para que algún día diera su fruto esta siembra, no para mí, sino para mi pueblo, para el de mi patria, que necesita una existencia distinta. Chile, si bien es cierto que es un país que políticamente ha alcanzado – como lo dijera hace un instante – niveles más altos en el desarrollo político que otros países de este Continente; si bien es cierto que Chile, es un país donde la democracia burguesa ha permitido el desarrollo de todas las ideas; si bien es cierto – repito – que esto es así, ello se ha alcanzado por la lucha de los sectores populares, a fin de que se respete el derecho del hombre y las conquistas alcanzadas por el pueblo y que han sido logradas en heroicas batallas por la dignidad y por el pan.

 

Si bien es cierto que Chile ha logrado en lo político ser un país independiente, desde el punto de vista económico no lo es; y nosotros pensamos que es fundamental alcanzar esa independencia económica para que sea nuestro país auténticamente libre en lo político. Y pensamos que es fundamental que ello se logre, como pueblo, nación o país; así como es fundamental que el hombre de mi tierra pierda el temor a la vida, rompa con la sumisión, tenga derecho al trabajo, a la educación, a la vivienda, a la salud y a la recreación.

 

Pensamos que el hombre de Chile tiene que vivir el contenido de palabras tan significativas y que constituyen la tríada de los fundamentos masónicos: FRATERNIDAD, IGUALDAD Y LIBERTAD.

 

Hemos sostenido que no puede haber igualdad cuando unos pocos lo tienen todo y tantos no tienen nada. Pensamos que no puede haber fraternidad cuando la explotación del hombre por el hombre es la característica de un régimen o de un sistema. Porque la libertad abstracta debe dar paso a la libertad concreta. Por eso hemos luchado. Sabemos que es dura la tarea y tenemos conciencia de que cada país tiene su propia realidad, su propia modalidad, su propia historia, su propia idiosincrasia. Y respetamos por cierto las características que dan perfil propio a cada nación del mundo y con mayor razón a las de este Continente.

Pero sabemos también, y a la plenitud de conciencia, que estas naciones emergieron rompiendo el correaje por el esfuerzo solitario de hombres que nacieron en distintas tierras, que tenían banderas diferentes, pero que se unieron bajo la misma bandera ideal, para hacer posible una América independiente y unida. La historia nos enseña que unas pocas Logias irregulares, como las Lautarianas, fueron la semilla y la simiente de las luchas emancipadoras, y aquí, en la Gran Logia de Colombia, puedo recordar con profunda satisfacción que Bolívar escribió a O´Higgins directamente  y que su palabra encontró eco en el Padre de la patria nuestra , que “entregara la lección de tenacidad” cuando supo de las derrotas, pero supo también de la entereza para resarcirse de ellas; y en tierra hermana argentina buscara junto a San Martín, la posibilidad de la batalla decisiva que liberara a Chile; y tuvo la visión en el Cono Sur de la América que tuvo Bolívar en su ansia justa, para el resto del Continente.

 

Por eso, un día 20 de Agosto, desde la rada de Valparaíso despidió con estas palabras a los barcos de la expedición libertadora del Perú: “De estas cuatro tablas depende el porvenir de América”. Fueron soldados de Chile y Argentina los que contribuyeron a la liberación del Perú. Por eso, con modestia en la dimensión de la realidad, y sabiendo que en el mundo contemporáneo, más que el hombre, son los pueblos los que deben ser y son los actores fundamentales de la historia, busqué la posibilidad de hacer que este pueblo, el de Chile, tomara conciencia de su propia fuerza y supiera encontrar su propio camino. No ha habido, por lo tanto, más que un aporte en lo personal. Han sido las masas populares chilenas, las mayorías nacionales, integradas por campesinos y obreros, por estudiantes, empleados, técnicos, profesionales, intelectuales y artistas; han sido ateos y creyentes, masones y cristianos, laicos; han sido hombres con definición política en partidos centenarios, como el Radical, o sin domicilio político, los que convergieron en un programa que levantó la voluntad combatiente de las masas chilenas, para enfrentar al reformismo de la democracia cristiana y a la candidatura que representaba lo tradicional del capitalismo del señor Jorge Alessandri. Chile, por lo tanto, vivió la etapa prolongada y no estéril de los gobiernos típicamente capitalistas.

 

Digo no estéril, porque he sostenido que nuestro país ha sido o es uno de aquellos en que la democracia burguesa ha funcionado propiamente como tal.

 

Las Instituciones chilenas tienen una firmeza más que centenaria; y este año el Congreso de mi patria, del cual formé parte durante 27 años, dos años como Diputado y 25 como Senador, va a cumplir 160 años, casi en ininterrumpida labor. Yo diría de ininterrumpida labor. Por eso no renegamos de lo que antes se hizo, pero comprendemos que el camino de ayer no puede ser el mismo camino de mañana. Por eso en el proceso político al viejo sistema sucedió la brillante esperanza, sembrada demagógicamente, de una revolución y libertad caracterizadas por el reformismo de la democracia cristiana. Tampoco niego que ese gobierno, al cual sucede el gobierno del pueblo, no hiciera avances en el campo económico, social y político; pero siempre están en pié el déficit que caracteriza la existencia de pueblos como los nuestros: vivienda, trabajo, salud, educación. No hay ningún país en vía de desarrollo que haya logrado solucionar cualquiera estos rubros esenciales y menos en este Continente donde un vasto sector humano ha sido negado y desconocido; sean los descendientes de Atahualpa o los hijos de Lautaro, el heroico Arauco, el mapuche, el indio, el mestizo; han sido y, lamentablemente, a pesar de que dieron la simiente de nuestra raza, preteridos, postergados y aún negados en muchos países.

Por eso nuestro combate y nuestra decisión tenían que ser no un cambio político, no el traspaso del gobierno de un hombre a otro, sino la entrega de un régimen a un pueblo que quiere la transformación profunda en lo económico, en lo político y en lo social. Para abrir el camino dentro de su legitimo derecho al socialismo, Chile – he dicho, Serenísimo Gran Maestro – tiene su propia historia, como la tienen los otros pueblos con sus propias características. Y Colombia sella como Chile su vocación democrática y libertaria.

 

Pero nosotros vivimos en 1938 una etapa distinta a todos los pueblos de este Continente y a la mayoría de los pueblos de Europa y de otros Continentes. Chile fue uno de los tres países del mundo en que hubo un “Frente Popular”. Y un masón Radical, Pedro Aguirre Cerda, alcanzaba el poder por las fases políticas del entendimiento entre el Partido Radical, más que centenario, y los partidos marxista, comunista, socialista y el Partido Democrático. En mi Patria, y más allá de mi Patria, se combatió la posibilidad de la victoria del Frente Popular. Se echaron a vuelo las campanas del terror y del pánico. Se habló de los ” tontos útiles” para decir que los comunistas y los socialistas se aprovecharían de los radicales para instaurar una dictadura. Y Aguirre Cerda, radical de derecha, se engrandeció en el ejercicio del poder porque vitalizó el contacto con el pueblo y su lealtad hacia él. Y cuando un día aciago, soldados que no respetaron el compromiso contraído con su conciencia y con la Constitución política, se levantaron con el pretexto fútil de que un trapo rojo ondeaba en la Moneda de Chile, porque un pabellón partidario se había apoyado en su muralla, fue el pueblo el que rodeó los cuarteles.

 

Fue el pueblo sin armas el que los obligó a rendirse, sin que sus heroicos soldados dispararan un solo tiro frente a una multitud dispuesta a defender a un radical masón, pero maestro y estadista.

 

Por eso en la raíz del proceso de la evolución política chilena, hay antecedentes que no tienen otros paralelos, y por eso se hace difícil entender lo que hoy acontece en mi Patria; y por eso es raro que hoy se tema la presencia de un masón o de un socialista en el gobierno de Chile. La verdad es, Serenísimo Gran Maestro, que nadie en mi Patria, ni más allá de las fronteras, puede llamarse a engaño. Durante más de un año dimos a conocer el programa de la Unidad Popular- repito- integrada por laicos, marxistas y cristianos, por hombres de la pluma, del arado y del riel. Nadie que lo quiso, dejó de conocer por qué luchábamos y para qué luchábamos. Siempre sostuve que era difícil ganar en las elecciones, que era más difícil asumir el gobierno, que aún era más difícil construir el socialismo. Siempre expresé que esa era tarea que no la podía hacer un hombre o un grupo de partidos, sino un pueblo organizado, disciplinado, consciente, responsable de su gran tarea histórica, y los hechos han comprobado lo que yo sostuviera.

 

Fuimos tan combatidos como en el año 38. Y yo, que he sido varias veces candidato, tengo la experiencia de hasta qué métodos se recurre para impedir el avance de los pueblos. Una impresionante cruzada se gestó en el 69 para diseminar el pánico de la persecución religiosa, el temor de que fueran eliminadas las fuerzas armadas de Chile, de que fuese suprimido el Cuerpo de Carabineros; argumentos sencillos, pero capaces con su maldad encubierta, de ser asimilados para negarnos los votos que necesitábamos.

Siempre sostuve que cada país, de acuerdo con su propia realidad, debía buscar el camino. Por lo tanto, agregué que, desde el punto de vista teórico, para mí por lo menos, el foco guerrillero, la insurgencia armada, el pueblo en armas o las elecciones, eran caminos que podrían elegir los pueblos dentro de su propia realidad. Yo no tengo ambages en decirlo.

 

Hay países en que nadie se puede imaginar que puede haber elecciones porque no hay Congreso, ni partidos ni organizaciones sindicales. Por eso pisamos ese sendero dentro de las leyes de la democracia burguesa, comprometidos a respetarlas, pero al mismo tiempo a transformarlas, para hacer posible que el hombre de Chile tenga una existencia distinta y que Chile sea auténticamente una Patria para todos los chilenos.

 

Hemos planteado una revolución auténticamente chilena, hecha por chilenos, para Chile. No exportamos la revolución chilena, por razones muy sencillas: porque algo sabemos de las características de cada país. Para exportar democracia y libertad tiene que haber algunas condiciones que no tienen la inmensa mayoría de los pueblos latinoamericanos. Por eso es que entre Hermanos, en la Gran Logia de Colombia, pueden darse cuenta ahora de la sinceridad de nuestra postura de no intervención. Es la entrega franca del planteamiento de un Hermano, frente a Hermanos.

 

La batalla nuestra es muy dura y muy difícil porque, indiscutiblemente, para elevar las condiciones de vida de nuestro pueblo, necesitamos hacer las grandes transformaciones revolucionarias que hieren intereses: intereses foráneos, el capital extranjero, intereses imperialistas, intereses nacionales de los monopolios y de la alta banca. Estamos convencidos de que no podremos derrotar el retraso y la ignorancia, y la miseria, moral y fisiológica, si no utilizamos los excedentes que produce nuestra propia economía para sembrarlos en escuelas, caminos, haciendas trabajadas con técnica moderna, para hacer posible – repito – el rendimiento en nuestra propia patria, de lo que legítimamente nos pertenece.

 

Solo puedo ilustrar, Serenísimo Gran Maestro, para que se entienda nuestra posición, el caso de Chile, con el cobre, por ejemplo: riqueza fundamental, pilar de nuestra economía, representa el 82% del presupuesto de divisas del país, y nos da el 24% del ingreso fiscal. Y esto ha estado manejado por manos que no son chilenas. La inversión inicial de las compañías americanas del cobre no superó hace 50 años los 13 millones de dólares; y a lo largo de estos años han salido de Chile 3.200 millones de dólares para ir a fortalecer a los grandes imperios industriales.

 

En estas condiciones, ¿cómo podemos progresar? ¿Cómo un pueblo que tiene las más grandes reservas de cobre del mundo y la más grande mina del mundo que es Chuquicamata, no puede controlar ni los precios, ni los niveles de producción, ni los mercados, cuando la variación en un centavo en el precio de la libra de cobre representa un mayor y nuevo ingreso para Chile de 12 millones de dólares? ¿Cómo es posible, que ese que yo he llamado con razón el sueldo de Chile, sea manejado por manos que no son chilenas? Yo declaro que en esta actitud nuestra de rescate de nuestras riquezas fundamentales no hay, QQ:. HH:., una actitud ni discriminatoria ni contraria a los pueblos.

 

 

Respetamos a los Estados Unidos como nación; sabemos su historia y comprendemos perfectamente bien la frase de Lincoln cuando dijo: “Esta nación – refiriéndose a su patria – es mitad esclava y mitad libre”. Esa misma palabra, esa misma frase, puede aplicarse a nuestros pueblos aparentemente libres pero esclavos en la realidad moderna.

 

Por eso hemos luchado y por eso somos combatidos. He puesto el ejemplo del cobre y podría hablar del hierro, del acero, del carbón y del salitre, y podría hablar de la tierra. En un país que puede alimentar a 20 millones de habitantes o más, se tiene que importar todos los años carne, trigo, grasa, mantequilla y aceite, por un valor superior a los 180 ó 200 millones de dólares. Si continuara el proceso de aumento vegetativo de la población a razón del 2.9% al año, y no aumentara la producción agrícola, en el año 2000 Chile tendría que importar mil millones de dólares en alimentos. Y todo el comercio exterior de Chile en este instante, Serenísimo Gran Maestro, son 1.200 millones de dólares, de los cuales el cobre representa 1.030 millones.

 

En estas condiciones tampoco podría estar ausente de la mente nuestra, la necesidad de una profunda reforma agraria, que es parte del proceso de desarrollo económico de un país, y que no es sólo el cambio de propiedad de la tierra sino la elevación del nivel intelectual y moral del trabajador de la tierra. Nosotros hemos hecho nuestra la frase de Tupac-Amaru, el cacique del Perú, cuando dijo a sus indios: “El patrono no comerá más de tu hambre”. Hemos querido efectivamente que el trabajador de la tierra sea el que tenga derecho también a comer lo que la tierra produce. Y yo, que soy médico, y que he sido cinco años Presidente del Colegio Médico de Chile, siendo combatiente senador socialista, que sé lo que es la vida gremial, y que puedo decir con satisfacción a mis hermanos que los médicos de mi Patria me respetaron y me respetan, puedo señalar con dolor chileno, lo que seguramente también pasa en otros pueblos: 600.000 niños de mi patria, Serenísimo Gran Maestro, que ha alcanzado el nivel político que he mostrado aquí, son retrasados mentales, porque no recibieron proteínas en los primeros seis meses de su existencia.

 

Frente a estas realidades no cabe el conformismo. Frente a este panorama cabe la explicación en el mundo profano de los principios que a mí me enseñaron y aprendí en la Orden. Por eso he combatido, y por eso, no en lo personal, sino en función de vocero de un pueblo, soy Presidente de Chile, para cumplir sin vacilaciones el programa que levantara la frente al pueblo; porque tengo un compromiso ante mi conciencia, y es un compromiso de un masón frente a la conciencia de un masón, y tengo un compromiso con la historia y tengo un compromiso con mi Patria.

 

Esto va significar represalias. Herir intereses es duro, y que esos intereses se defienden, lo sabemos y ya lo estamos viendo. Pero, ¿hasta dónde los pueblos de este Continente van a aceptar que seamos manejados por control remoto?

 

Durante 20 años se ha hablado del Fondo Monetario Internacional, de la convertibilidad de la moneda en oro. Y de la noche a la mañana, cuando le interesa al país hegemónico, se cambian las reglas del juego y se golpean nuestras débiles economías. Durante 15 ó 20 años hemos visto que a las Naciones Unidas no puede ingresar la República Popular China, país de 900 millones de habitantes. Pero cuando conviene al problema interno de un país, en vísperas de elecciones, se puede decir que se reconocerá a China y puede viajar el Presidente de los Estados Unidos a conversar con Mao Tse Tung.

Pero nosotros no podemos hacerlo antes. ¿Hasta cuándo no vamos a ver nosotros que tenemos derecho a trazar nuestro propio camino, a recorrer nuestro propio sendero, a tomar las banderas libertarias de los próceres de este Continente para convertirlas en realidad, porque esa es la tarea que nos entregaron?

 

Si eso es ser revolucionario, yo lo soy, pero si eso es ser masón, también sostengo que lo soy.

 

Por eso puedo decirles también a los QQ:. HH:. de la Gran Logia de Colombia: en mi patria no hay un hombre encarcelado; en mi patria no hay un preso político; en mi patria se respetan todos los derechos. Y esta noche he tenido el agrado de llegar a este Templo acompañado del Embajador de Chile en Colombia, Q:.H:. Hernán Gutiérrez. Viene también con nosotros el Director General de Carabineros, General José María Sepúlveda que es también un Hermano nuestro, y él sabe perfectamente bien, como lo sabe el Q:. H:. Gutiérrez, que es cierto lo que estoy diciendo. Y si hubiere todavía que buscar un testimonio, aquí está presente un H:. que vio aquí la luz masónica, porque es colombiano, que es embajador de Colombia en Chile, que no ha olvidado que es masón y que yo tuve el agrado y la suerte de estrechar su mano después de ser triunfante en las urnas, dentro de un Templo Masónico, donde llegó siendo diplomático como llega el H:. Gutiérrez a cumplir en las Logias con su obligación masónica.

 

Por eso sostengo que frente al clima artificial creado antes o durante la elección, seguirán hechos mucho más duros, que tenemos que confrontar. Pero si hay gobernantes o gobiernos que creen que es legítimo defender los intereses de unos pocos, por muy grandes que sean, yo sostengo el derecho a defender el interés de mi pueblo y de mi Patria frente a los intereses de unos pocos.

 

Si alguien piensa que, a estas alturas de la vida, la amenaza material puede doblegar a los pueblos, se equivoca. Estados Unidos tiene que aprender la lección de Vietnam. Y la lección de Vietnam es una lección para todos los países pequeños, porque es la lección del heroísmo y la dignidad. Y nosotros debemos entender que hay países que gastan cien mil millones de dólares al año en una guerra, en un continente que no es el suyo, para impedir que un pueblo se dé el destino que quiera, frente a una América Latina que tiene que estar con manos tendidas e implorantes, para conseguir empréstitos pequeños, gotas de leche de la gran ubre del país más poderoso del capitalismo; en circunstancias que de este Continente, en la última década, han salido muchos más millones por amortización de las utilidades e intereses, que los que ingresan como aporte de capitales.

 

América Latina, continente pobre, es exportador de capitales, frente a la realidad del país más poderoso del mundo, del capitalismo internacional. Es por eso que ésta es nuestra lucha, y es por eso que uso éste lenguaje que es un lenguaje de claridad, como es la obligación de hacerlo frente a mis Hermanos. Es una lucha frontal que no sólo será en Chile; que está dándose en todas partes del mundo, porque vivimos el minuto trascendente en que los viejos sistemas crujen, y es obligación nuestra mirar con ojos abiertos lo que va a ocurrir mañana, para analizar si somos capaces de encontrar los cauces que permitan a las grandes masas continuar un camino que no sea el de la violencia innecesaria y del costo del capital elevado.

 

Yo lo he dicho en mi país, y lo repito aquí en el seno de los Hermanos de Colombia: yo no soy una represa, pero sí soy el cauce para que el pueblo pueda caminar con la seguridad de que sus derechos serán respetados. No pueden detenerse las avalanchas de la historia. No pueden las leyes represivas calmar el hambre de los pueblos. Transitoriamente podrán aplazarse algunos años; y quizá hasta una generación, pero tarde o temprano se rompen los diques y la marea humana inunda, pero esta vez con violencia – y a mi juicio justa – porque también su hambre y sufrimiento son más que milenarios en algunas partes, y centenarios, por lo menos en nuestro Continente.

 

Si viejas Instituciones como la iglesia ven transformarse el contenido de su propia existencia; si los obispos reunidos en Medellín hablan un lenguaje que pudiera haber sido revolucionario hace 5 ó 10 años atrás, es porque comprenden que el verbo de Cristo tienen que recuperarlo para que la iglesia se salve como Institución, porque si la ven siempre comprometida con los intereses de unos pocos, nadie va a creer mañana en la verdad de la enseñanza del que la dio: el Maestro de Galilea, considerado por mí, por lo menos como hombre.

 

Es por eso que yo pienso y sueño. Sueño en la noche de la iniciación, cuando recordaba estas palabras: que los hombres sin ideas arraigadas y sin principios, son como las embarcaciones, que perdido el timón, encallan en los arrecifes. Yo quiero que los Hermanos de Colombia sepan que no voy a perder el timón de mis principios masónicos. Es más difícil hacer una revolución en que no haya costo social y es duro estrellarse contra poderosos intereses internacionales y poderosos intereses nacionales.

 

Pero lo único que quiero es llegar mañana, cumplido mi mandato, y entrar por la puerta de mi Templo, como he entrado ahora siendo Presidente de Chile.

 

MISIÓN DEL MASÓN

“La masonería, es una escuela filosófica, ecléctica, impersonal y constructiva como camino individual hacia la verdad como arte de la vida, hacia su perfección individual, como doctrina y factor de armonía y de progreso para cada hombre, particularmente para la sociedad y el medio en que se encuentra y desarrolla y para toda la humanidad”.

La masonería es una asociación de carácter mundial, filantrópica, filosófica y progresista, que procura fomentar en sus adeptos el amor a la verdad, el estudio de la moral universal, de las ciencias y de las artes. Desarrolla en el corazón humano, los sentimientos de admiración y caridad, la tolerancia religiosa, los deberes de la familia, extermina o al menos pretende, los odios de raza, los antagonismos de nacionalidad, de opiniones, creencias e intereses, anhela unir a todos los hombres por los lazos de la solidaridad, procura, en fin, mejorar la condición social del hombre por todos los medios lícitos y especialmente por la instrucción, la educación, el trabajo y la beneficencia y tiene por divisa libertad, igualdad y fraternidad.

El masón es, o debe de ser, un ciudadano universal, caballero del ideal, patriota, integro, probo, serio, virtuoso y honrado. Eso debe de ser, un especie de caballero, consagrado a la defensa de la humanidad, que debe de conocer la clase de enemigos que tiene que combatir, enemigos de la luz, del bien y del progreso humano. Sabe que no ha de faltarle el valor y la constancia necesarios para salir avante en su empresa, para hacer que reine la luz, la verdad, la justicia para todos y el progreso científico y moral al que tiene derecho la humanidad, que gradualmente camina, pretendiendo un mundo mejor, más razonable y progresista.

En síntesis, masón, es un constructor del templo simbólico de la ciencia y de la virtud, que constituye su propia personalidad. Masón es un individuo, que trabaja en perfeccionarse y en evolucionar, tanto en sus conocimientos, como en su comportamiento moral.

La misión del masón, que es el objetivo de este humilde y modesto  ensayo, es la de concientizarse total y plenamente de su vocación masónica, estudiar las liturgias, catecismos y la literatura recomendada de sus grados respectivos y conocer y practicar las cualidades y virtudes que configuran el perfil masónico de excelencia; deberá  ser puntual a los trabajos de su logia, pagar puntualmente sus cuotas, cumplir las comisiones que le asigne su venerable maestro, presentar trazados, visitar logias, visitar hermanos enfermos, deberá  trabajar por la consolidación y progreso de su logia y de su gran logia, deberá ser responsable en todos los compromisos que contraiga al ser elegido para ocupar un puesto en el cuadro de su logia.

Deberá ser buen padre, buen hijo, buen esposo, buen hermano. Ser congruente en sus actos, ser respetuoso, eficaz,  eficiente y responsable en su trabajo profano y en el área en que se desarrolle; tratará de ser un ciudadano triunfador, que se distinga por su puntualidad, liderazgo, oratoria, por sus valores morales.

Deberá ser honesto, digno, filántropo, vertical, un hombre de palabra, que cuando empeñe su palabra, la cumpla; leal, responsable de sus actos, valiente, justo, recto, tenaz, sincero, perseverante; deberá respetar a sus hermanos y si llegase a discrepar de algún hermano, deberá de manifestar su verdad, de frente y sin dobleces, viéndose a los ojos, sin inclinar la cabeza y sin después, andar con  traiciones y rumorando y difamando a espaldas de los hermanos. Deberá ser congruente en su hablar, su pensar y su actuar, apoyar todas las acciones que emprendan su venerable maestro y su gran maestro. Cumplir sus juramentos, tanto el que lo acredita como masón, como el que lo acredita con un puesto en su logia así como la secrecía juramentada al final de los trabajos.

Si desease actuar en la política, lo deberá hacer a título personal, en el partido que considere se ajusta más a su ideología y llevar en sus actos y en sus acciones, los principios y las enseñanzas masónicas.

Esta definición de masonería y esta definición de masón, así como la misión que tiene el masón en el mundo de hoy, – la cual todavía esta incompleta, –  la misma que habrá que complementar y enriquecer con las ideas y sugerencias que los Q:. H:. aporten, deben analizarse y razonarse, para ver si se ajustan o son congruentes, con la configuración que de ellas teníamos. Los invito a reflexionar sobre ellas, estudiarlas  y hacerlas vuestras.

Respetables y queridos hermanos, entre la membrecía de nuestras logias existe, porque personalmente lo he podido comprobar, un gran potencial de capacidad,  talento, liderazgo, conocimiento de la masonería, amor a la institución.  Pero, mis R:. y Q:. H:., es algo que lo razono y no lo entiendo, como que damos la impresión de que estamos dormidos, y digo estamos, porque yo me incluyo entre ellos. Existe mucha apatía nuestra por realizar actividades, que en este momento, son básicas y determinantes, para el presente y futuro, de nuestra institución.

¿Por que cuando se nos convoca a participar en una guardia o una ceremonia pública, no asistimos? ¿Qué pasa?

Quisiera, respetables y queridos hermanos, transmitirles un mensaje que llegue a vuestras conciencias y respetuosamente despierte a los miles de masones dormidos que existen en el mundo. Quiero llegar con mi palabra, hasta la conciencia y el corazón de todos y cada uno de ustedes, para exhortarlos a estudiar y cumplir cabalmente con nuestra orden.

Hay que concluir, aunque sea doloroso reconocerlo, que no hay mística, ni puede haberla, cuando la conducta no se ajusta a la idea, cuando el ideal naufraga en un tumulto de desviaciones. Por ello, urge el rescate de nuestras conciencias, urge, la actitud digna, la palabra que enseña, la conducta, que por limpia, tiene seguidores. Los invito a todos, a trabajar, pero en un trabajo enaltecedor. La tarea no es fácil, pero hay que realizarla. Los invito a despojarnos de esa apatía, tan perjudicial para nuestras logias. Mi mensaje va dirigido a todos, desde el recién iniciado aprendiz masón hasta el maestro que ostenta el más alto cargo de la logia.

Estudiemos, desentrañemos nuestros misterios, fortalezcamos nuestras logias y grandes logias, despertemos a los masones dormidos, hagamos y practiquemos verdadera  masonería.

A los masones de hoy, nos corresponde, cristalizar, en hechos tangibles, nuestros métodos de trabajo, para sortear los peligros que acechan a nuestra institución. Nuestro deber, es alinearnos al lado de aquellos varones de estatura visionaria, que con la antorcha de su inspiración y el fulgor de sus virtudes, forjaron el nuevo espíritu, que ha de inspirar nuestra conducta cívica y masónica, desde hoy y para siempre, para beneficio de nuestras logias, de nuestra gran logia y de la masonería universal.

Que vuestra respuesta no se haga esperar.

Uds. tienen la palabra.

(Extractado de una plancha deJosé Portillo – México)