EL ATEÍSMO EN EL SIGLO XXI

El siglo 21 es el siglo del ateísmo, del librepensamiento, del humanismo, del racionalismo, del laicismo y del escepticismo. El mundo se está moviendo hacia una sociedad post-religiosa. Hemos recorrido un largo camino. A pesar de la feroz oposición y de la propaganda maliciosa de la religión, los proyectos involucrados y la persecución de los ateos, el ateísmo se ha registrado para durar. No hay fuerza en el mundo que pueda detener la marcha del ateísmo. El desarrollo de la ciencia, el método científico y el pensamiento racional han abierto los ojos de la gente en diferentes partes del mundo....

El siglo 21 es el siglo del ateísmo, del librepensamiento, del humanismo, del racionalismo, del laicismo y del escepticismo. El mundo se está moviendo hacia una sociedad post-religiosa.

Hemos recorrido un largo camino. A pesar de la feroz oposición y de la propaganda maliciosa de la religión, los proyectos involucrados y la persecución de los ateos, el ateísmo se ha registrado para durar. No hay fuerza en el mundo que pueda detener la marcha del ateísmo. El desarrollo de la ciencia, el método científico y el pensamiento racional han abierto los ojos de la gente en diferentes partes del mundo. Los albores de la democracia en los diferentes continentes del mundo, el énfasis en los derechos humanos, la justicia social y la sed de libertad, la igualdad y la justicia dieron lugar a un gran cambio en el mundo.

La democracia no sólo ha traído "un hombre, un voto", sino también que la gente piensa que también debe ser "un hombre, un valor". El espectacular desarrollo de la ciencia y la tecnología ha roto las barreras de las distancias. También liberó a los pueblos de las barreras mentales y de las formas establecidas de comunicación. Ahora se trata de "un solo mundo, una sola humanidad." La revolución de las comunicaciones, la revolución de la computadora, Internet Web, todo el mundo han traído una gran revolución en las mentes de la gente. Las distancias han desaparecido. El monopolio de la religión y el control del pensamiento por los gobiernos han perdido su capacidad a interferir en las mentes de la gente. Esto lleva a una gran liberación mental. Se trata de una revolución psicológica que corre por el mundo entero.

Los pueblos han empezado a sentirse libres y liberados de todo tipo de control. Aún así, pueden ser económicamente pobres, desempleados, pero piensan y tienen el coraje de actuar según su voluntad. Ellos sienten que son dueños de su futuro. Pueden ser socialmente atrasados. Ellos pueden tener muchas otras limitaciones, debido a siglos de degradación y de control del pensamiento. Las religiones han hecho que la gente piensa que son inferiores y que Dios es más alto y es todo.

Pero el hecho es que el mundo es libre — libre de pensar, libre para actuar.

Con el resultado de que Dios y la religión no tienen razón de ser. El ateísmo trae un gran cambio social. Se trata de una revolución silenciosa, con profundas consecuencias. Saludamos a los héroes ateos del pasado que han sufrido persecución en diversas partes del mundo. "Puedo ver más allá porque me he subido en los hombros de gigantes", dijo Newton. Sí, es verdad.

Ahora, el ateísmo es una revolución mundial.

Los ateos también son conocidos en diferentes partes del mundo bajo diferentes nombres: ateos, librepensadores, humanistas, racionalistas, seculares, escépticos. Se les conoce con nombres diferentes por motivos sociales, políticos, culturales y psicológicos. Pero una cosa está clara es que todas las corrientes no religiosas tienen mucho en común.

La diversidad es la ley de la naturaleza. Hay unidad en la diversidad. Las personas pueden elegir su nombre. Pero todos están de acuerdo en los fundamentos de la no-religión.

Así el siglo 21 es fundamentalmente diferente del pasado. Este es el siglo de la gente común. Ellos están listos para actuar. El ateísmo, el humanismo, la libertad de pensamiento, el racionalismo, el laicismo y el escepticismo no son sólo discusiones filosóficas. Conducen a una forma de vida. Esta forma de vida es fundamentalmente diferente de la forma de la vida religiosa. El ateísmo y todas las corrientes no religiosas ya no son paralelas a la religión, el ateísmo es una alternativa a la forma de vida religiosa. El ateísmo es un estilo de vida. Los seres humanos pueden hacer o romper los sistemas de gobierno, las relaciones sociales, las anclas de las barreras culturales y psicológicas. Ellos son libres de rechazar las viejas costumbres y tradiciones. El nuevo siglo exige nuevas ideas y nuevas instituciones. La gente no necesita el apoyo de un dios imaginario o de las instituciones en torno a la falacia de perpetuar la esclavitud de la gente.

La moral es una necesidad social. No tiene nada que ver con la creencia en Dios o la religión. La verdadera moral es cuando las personas se vuelven ateas y no religiosas.

En el siglo 21, toda la humanidad va desde el mundo imaginario centrado en Dios hacia un universo centrado en el hombre. Ha llegado el momento de reconstruir las instituciones y todas las organizaciones basadas en la verdad y la realidad. La reconstrucción de todas las instituciones en los principios y prácticas de la realidad, el enfoque del desarrollo social y la personalidad del individuo. Lo que necesitamos es una ira científica. Los hombres nacen libres, son iguales. Por lo tanto, tienen que vivir iguales. La libertad, la igualdad, la fraternidad y la justicia son el sello del ateísmo. Necesitamos una nueva interpretación atea de la historia.

 

Dr. Goparaju Vijayam

Director Ejecutivo,

Centro Ateo de la India

Benz Circle, Vijayawada 520010,
Andhra Pradesh, INDIA

 

(Traducción libre de los editores)