Nace la Unión de Logias Masónicas del Ecuador con innovadoras características

La naciente federación masónica proclama como principios el perfeccionamiento del ser humano y de la sociedad a la luz de los ideales de libertad, igualdad y fraternidad, mediante el estudio, la acción y la trascendencia social, ejerciendo el librepensamiento para la búsqueda de la verdad, y la práctica de la ética, la tolerancia y la laicidad. Respeta las diversas formas de practicar la masonería en busca de la unidad en la diversidad a partir de principios comunes, especialmente los derechos humanos, resultado de las luchas y anhelos masónicos, y, primordialmente, la igualdad de mujeres y hombres, la absoluta libertad de conciencia, la no discriminación por ningún concepto, y la libre asociación individual y logial, sin que la pertenencia a una organización masónica impida formar parte de otra. Todo esto a fin aportar a la renovación de la masonería ecuatoriana bajo concepciones librepensadoras, incluyentes y democráticas, en el marco de una ética y un humanismo laicos.

Quito, junio de 2021.

En los próximos días se suscribirán la Carta Constitutiva y el Estatuto de la UNIÓN DE LOGIAS MASÓNICAS DEL ECUADOR, con lo cual nacerá oficialmente esta organización fraternal, auspiciada por dos logias libres y soberanas, la Logia Simbólica Libertadora Manuela Sáenz, de Rito Escocés Antiguo y Aceptado, y la Logia Líbera Eugenio Espejo, de Rito Francés o Moderno.

Esta nueva organización se sustenta en principios masónicos vinculados al compromiso con el progreso de los pueblos y en unos objetivos, organización y prácticas, que pretenden armonizar el quehacer masónico con las necesidades sociales actuales.

La naciente federación masónica proclama como principios el perfeccionamiento del ser humano y de la sociedad a la luz de los ideales de libertad, igualdad y fraternidad, mediante el estudio, la acción y la trascendencia social, ejerciendo el librepensamiento para la búsqueda de la verdad, y la práctica de la ética, la tolerancia y la laicidad. Respeta las diversas formas de practicar la masonería en busca de la unidad en la diversidad a partir de principios comunes, especialmente los derechos humanos, resultado de las luchas y anhelos masónicos, y, primordialmente, la igualdad de mujeres y hombres, la absoluta libertad de conciencia, la no discriminación por ningún concepto, y la libre asociación individual y logial, sin que la pertenencia a una organización masónica impida formar parte de otra. Todo esto a fin aportar a la renovación de la masonería ecuatoriana bajo concepciones librepensadoras, incluyentes y democráticas, en el marco de una ética y un humanismo laicos.

La Unión de Logias no asume institucionalmente posiciones políticas ni religiosas y respeta las convicciones y creencias personales privadas de los miembros de las logias que la integran, pero sustenta su entendimiento común en la razón, la ciencia y la evidencia, y a partir de estas someterá a análisis y a cuestionamiento todo lo que sea materia de tratamiento para la búsqueda de la verdad, en un marco de respeto y tolerancia, como punto de partida para el cumplimiento de sus objetivos, enfocados a asesorar a las logias sobre docencia masónica; realizar análisis de la realidad nacional; difundir sus principios, análisis y propuestas; trascender a la sociedad para la formación ciudadana librepensadora y cívico democrática; administrar mecanismos de ayuda mutua y solidaridad; y optimizar el uso de los recursos comunes.

Para el cumplimiento de estos propósitos destacan los enfoques asumidos: La docencia propenderá al conocimiento y respeto de los distintos ritos, al fomento del 

librepensamiento, a la primacía de los derechos humanos, a la valoración y práctica de la tolerancia y a la identificación de objetivos, características y proyectos comunes. Los análisis de la realidad social se fundamentarán en investigaciones, considerarán visiones pluralistas y alternativas, recibirán aportes de las logias integrantes antes de difundirlos, y sus principales conclusiones y recomendaciones servirán para identificar posibles acciones o proyectos, considerando su real factibilidad. Y su trascendencia social propenderá a la formación ciudadana para el desarrollo del pensamiento crítico y la vivencia incluyente y democrática, mediante el conocimiento y la práctica del librepensamiento y la formación cívico democrática laica, para lo cual podrá coaligarse con otras organizaciones masónicas y del movimiento del librepensamiento.

La Unión de Logias Masónicas del Ecuador ha adoptado una organización diferente a la de otras federaciones masónicas, pues su gobierno es plenamente democrático, horizontal y participativo, bajo la forma de federación en cuando organización de segundo grado conformada por logias y no por miembros individuales, pero su estructura es confederal, por lo que todo el poder radica en las logias a las que la Unión está subordinada, lo que la obliga a ir más allá de los mecanismos de representación y a utilizar medios más amplios de deliberación y participación. sin necesidad de una estructura burocrática y de poder superpuesta a las logias, recurriendo en su lugar a comisiones inter logiales y a las propias logias, según su especialidad, vocación y posibilidades de acción.

Sin embargo, para aquello en que es indispensable la representación, conciben esta no como ejercicio de poder, sino como servicio y cumplimiento de un mandato temporal, limitado, subordinado a las logias, rotativo, que evite la reelección, susceptible de revocatoria, y que no implique tratamiento distinto al que, en plano de igualdad, se deben los miembros de una fraternidad.

Esta Unión de Logias está abierta a las logias libres y soberanas que no pertenezcan a ninguna federación masónica, pero también a aquellas logias que formen parte de otras organizaciones, sea como tales o como asociaciones de masonas y masones formadas por sus integrantes, y respetará su voluntad de desafiliarse cuando lo deseen, pues considera que todo esto responde al pleno ejercicio del derecho a la libre asociación.

También ha previsto que la pertenencia masónica no debe limitarse por cuotas onerosas, que las logias deben caracterizarse por su austeridad, los costos de su funcionamiento deben ser mínimos, y la existencia y operación de la Unión no debe constituir una carga para sus integrantes.

El ceremonial que utilizará la Unión, en cuanto federación, tendrá carácter laico, no discriminatorio y se basará en los principios y prácticas comunes a las logias que la integran y ritos que practican. Y ha cuidado que las ideas que sustenta se manifiesten también en las formas y detalles, pues para tenidas se distribuirán las funciones entre los miembros de las logias, evitando la repetición en las mismas; la relación será fraternal e igualitaria y el tratamiento común será de querido hermano o querida hermana, cualquiera sea la función que desempeñen; solo se utilizarán paramentos de grados simbólicos y en caso de tenidas blancas éstos serán sencillos y solo las tres luces utilizarán collarines no vistosos; los vocativos se dirigirán solo a quien presida la reunión, a los asistentes en general y a las queridas hermanas y hermanos, sin particularizar.

Mientras dure la pandemia sus trabajos serán virtuales, pero para después contemplan la realización de trabajos presenciales, virtuales y mixtos.

De estas características se desprende que la creación de la Unión de Logias Masónicas del Ecuador constituye una alternativa de federación y cooperación masónica igualitaria, democrática y operativa para las logias que concuerden con las concepciones que sustenta. Pero, además, aporta con ideas cuyo análisis puede resultar de interés para otras organizaciones masónicas, considerando los requerimientos de la sociedad en la hora actual y la necesidad de adecuadas respuestas masónicas a los mismos.

Guillermo Fuchslocher

Compartir este artículo:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Opine sobre el artículo aquí:

¿QUIÉN FUE EL CONDE DE SAINT GERMAIN?

EL CONDE DE SAINT GERMAIN (¿1696?-1784) fue un enigmático personaje, descrito como cortesano, aventurero, inventor, alquimista, pianista, violinista y compositor aficionado, conocido por ser una figura recurrente en varias historias de temática ocultista.  Algunas fuentes citan que, en realidad, el famoso sobrenombre francés proviene del latín Sanctus…