La Masonería Argentina se convirtió en la primera Gran Logia del Mundo, en renovar su Alta Cámara, con voto electrónico.

Como ocurrió en gran parte de Latinoamérica, la masonería argentina tuvo un fuerte protagonismo en la historia nacional. Como en otros países, hubo miembros: estadistas, filósofos, artistas, científicos y militares. Además de los casos de próceres que fueron presidentes: Bernardino Rivadavia, Justo José de Urquiza, Bartolomé Mitre, Carlos Pellegrini, Manuel Quintana, Hipólito Irigoyen, Domingo Faustino Sarmiento, como los más destacados. A escala continental hubo estrechos vínculos políticos en las luchas independentistas y libertadoras, de países de la región, con el R:. H:. José de San Martín a la cabeza.

 

A través del voto electrónico, como parte de las medidas preventivas por la pandemia de coronavirus, el R:. H:. Pablo Lázaro, fue elegido  “Gran Maestre” de la Gran Logia de la Argentina de Libres y Aceptados Masones, obteniendo una amplia mayoría en las elecciones de la Alta Cámara.

Luego de ser proclamado como gran maestre manifestó: “Quiero expresar mi agradecimiento a todos aquellos que me votaron y fundamentalmente también a los que no lo hicieron porque a partir del día que me haga cargo de esta función tan importante, trascendental para los masones, seré el responsable de guiar los pasos de absolutamente todos los integrantes de esta señera, tradicional y augusta organización mundial bajo los principios universales de Libertad, Igualdad y Fraternidad”.

Posteriormente el R:. H:. Pablo Lázaro señaló: “Es necesario recordar que la unidad es siempre el objetivo de nuestros actos, respaldado por la tolerancia y armonía que debe reinar siempre”.

Concluyo con claridad al expresar: “Los masones nos caracterizamos por ser libre pensadores, racionales y por lo tanto rechazamos los dogmas de cualquier naturaleza, reconociéndonos como herederos del extraordinario legado de la Ilustración porque no concebimos ninguna organización política posible fuera del sistema republicano de gobierno, plena democracia con independencia de poderes, laicismo y estado de derecho”.

Nota de los Editores

La Masonería Argentina fue fundada el 11 de diciembre de 1857 y forma parte de una organización global de logias que funcionan de manera independiente y soberana, pero que mantienen una unidad con la Confederación Masónica Interamericana “CMI” (*)

“La Gran Logia de la Argentina de Libres y Aceptados Masones se define como una institución esencialmente “Filosófica, Filantrópica y Progresista”. Por tal motivo admite en su seno a personas de todos los credos religiosos, nacionalidades y de los partidos políticos, bajo un escrutinio de ingreso”.

Actualmente este Obediencia cuenta con alrededor de 400  Logias en las 24 provincias, con más de 8.000 miembros activos.

Según la GLA, la Masonería no es una “asociación política ni puede confundir su actividad con la de ningún partido político”. Pero advierte: “el masón no debe estar al margen de los grandes problemas políticos de los pueblos y del mundo entero”.

Como ocurrió en gran parte de Latinoamérica, la masonería argentina tuvo un fuerte protagonismo en la historia nacional. Como en otros países, hubo miembros: estadistas, filósofos, artistas, científicos y militares. Además de los casos de próceres que fueron presidentes: Bernardino Rivadavia, Justo José de Urquiza, Bartolomé Mitre, Carlos Pellegrini, Manuel Quintana, Hipólito Irigoyen, Domingo Faustino Sarmiento, como los más destacados. A escala continental hubo estrechos vínculos políticos en las luchas independentistas y libertadoras, de países de la región, con el R:. H:. José de San Martín a la cabeza.

 (*)

Es importante señalar que la “CMI” es el conglomerado masónico más numeroso del mundo, pues cuenta con 85 Grandes Logias afiladas, participan aproximadamente 530.000 miembros, de diversos países: la mayoría latinoamericanos; también de España, Francia, Portugal e Italia; varias de Brasil; y, 3 de los Estados Unidos.

Compartir este artículo:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email

Opine sobre el artículo aquí:

“El desafío complejo de la pandemia debiera permitirnos desarrollar una humanidad más fraterna”

En el Diálogo Abierto de esta semana conversamos con el doctor MILTON EGAÑA DARRICARRÈRE, médico cirujano de la Universidad de Chile, docente de la Universidad Andrés Bello, ex director del Hospital de San…